Compartir
-El artista puertoplateño Eduardo Acevedo Cabrera -“El Varón de la Bachata”-, junto al cónsul Félix Antonio Martínez durante su visita a la sede consular dominicana en esta ciudad.

   ADALBERTO DOMINGUEZ

Especial/Caribbean Digital

NUEVA YORK.-El artista Eduardo Acevedo Cabrera, conocido en el arte de la música como “El Varón de la Bachata”, nativo de Villa Isabela, Puerto Plata, se autodefinió durante una visita de cortesía al Consulado General de la República Dominicana en esta ciudad como una persona sin ambición que se deja guiar por Dios en su carrera, y sostuvo que la bachata está dejando atrás el merengue.

-El artista puertoplateño Eduardo Acevedo Cabrera -“El Varón de la Bachata”-, junto al cónsul Félix Antonio Martínez durante su visita a la sede consular dominicana en esta ciudad.
-El artista puertoplateño Eduardo Acevedo Cabrera -“El Varón de la Bachata”-, junto al cónsul Félix Antonio Martínez durante su visita a la sede consular dominicana en esta ciudad.

 

          El versátil bachatero, que se identifica por su estilo propio y por su destreza musical, conversó durante más de una hora con el cónsul general Félix Antonio Martínez, quien lo recibió en su despacho, donde firmó el libro de visitantes distinguidos.

           Martínez, quien ha implementado un programa cultural que involucra a distintos sectores de la comunidad dominicana en procura de esparcir las variedades culturales de su país en el exterior, acorde con la política del Gobierno del presidente Danilo Medina, le deseó éxitos a su compueblano Acevedo Cabrera.

           “Es un placer inmenso el poder contar con la visita de un talento joven del ritmo bailable de la bachata, considerado un híbrido del bolero rítmico con otros estilos como el son cubano, bolero son y el merengue,  que se popularizó en México, Cuba y Puerto Rico, entre otros países latinoamericanos, después de surgir en la República Dominicana”, expresó el funcionario consular.

             De su lado, el “Varón de la Bachata” comentó que la llamada “música de amargue” durante los años 60 y principios de los 70, cuando fue desdeñada como música de las clases pobres, “le lleva demasiado ya al merengue porque  los merengueros prácticamente han dejado de hacer los merengues”.

            Se lamentó de que, al parecer, se le esté dando más importancia al “mambo”, un ritmo y baile típico de Cuba, porque  se ha socorrido la versión de que económicamente esto les está dando mejor resultado, dejando entonces la tradición del merengue por seguir haciendo “mambo”.

             “Pero quizás los merengueros no se dan cuenta de que están dejando atrás lo que es un merengue tradicional, ritmo musical que identifica a los dominicanos, y están devaluando lo que es el merengue en realidad”, subrayó Acevedo Cabrera.

            Durante su conversatorio con el cónsul Martínez, el bachatero dijo que las canciones que más lo han llevado a la cima musical pedidas por los espectadores son “Brujería”, “La Flor Prohibida”, “La Maleta” y “Moriré”, entre otras.

           Informó que durante su estadía en los Estados Unidos cumplió un contrato de varias presentaciones en centros recreativos y restaurantes de Nueva York, Nueva Jersey y Penssylvania, entre otros estados.

            Reveló que tiene en carpeta una serie de canciones, algunas de ellas listas para ser lanzadas al mercado y otras que aun están siendo compuestas, “pero siempre tengo en cuenta que en las letras de mis interpretaciones no se maltrate a la mujer”.

            El “Varón de la Bachata” dijo que siempre pone a Dios delante durante sus giras artísticas “porque en realidad no tengo mucha ambición, pero quiero llegar lejos en mi carrera, ser una persona querida del pueblo y ayudar a las personas, principalmente a mi familia”.

          “Estoy súper contento, orgulloso  y agradecido por la atención y el apoyo que me ha dado el cónsul Félix Antonio Martínez durante esta visita, que por primera vez hago a un consulado dominicano”, expresó Acevedo Cabrera para añadir que “este lugar está bastante bonito y la gente es acogedora y tiene muy buena atención”.

             Arengó que conoce a Martínez desde muy joven en el municipio de La Isabela, de donde ambos son nativos, “y siempre ha sido una persona humilde y humanitaria que prácticamente se trata con todas las personas, se deja querer y no es arrogante, sino que se acerca a la comunidad y a su gente.

              La visita del “Varón de la Bachata” concluyó con un recorrido que hizo por varios departamentos del Consulado, en compañía del cónsul Martínez, mientras funcionarios departamentales y empleados se tomaron fotos y grabaciones con sus teléfonos celulares junto al artista y lo propio hicieron dominicanas que se encontraban en el salón principal en procura de tramitar documentos consulares.

No hay comentarios

Deja un comentario...