Compartir

Caribbean Digital

Un tiroteo en la base militar de Fort Hood (Texas) ha dejado al menos cuatro fallecidos y una docena de heridos, según han informado autoridades locales. De acuerdo con un informe interno del Departamento de Justicia, uno de los fallecidos es el autor del suceso, que las autoridades han identificado como Iván López, un soldado que trabajaba como conductor de camión y que se habría disparado a sí mismo. Los investigadores han rechazado la posibilidad de que haya sido un atentado terrorista.tiro

Obama declara sobre el tiroteo en Fort Hood.  JEWEL SAMAD (AFP)

Obama declara sobre el tiroteo en Fort Hood. JEWEL SAMAD (AFP)

Fuentes hospitalarias han confirmado que han recibido cuatro heridos con distinto pronóstico. “Esperamos dos más que, debido a su gravedad, deberán entrar directamente al quirófano”, han añadido. El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, ha dicho que “está muy triste” por lo ocurrido y que sabe que hay varios heridos y fallecidos, “aunque no puedo confirmar datos”. “Lo que ha pasado es una tragedia, los oficiales siguen investigando el suceso”, ha terminado Hagel.

La base militar ya fue protagonista el 5 de noviembre de 2009 de una de las matanzas más sangrientas ocurridas en suelo estadounidense, cuando 13 soldados fallecieron y otras 32 personas resultaron heridas. El entonces mayor Nidal Hasan, un psicólogo militar musulmán, entró en el edificio con dos armas y tras gritar “Allahu Akbar” comenzó a abrir fuego. Hasan fue declarado culpable de asesinato premeditado ycondenado a muerte en agosto 2013.

 

Un policía militar no deja pasar a los coches hacia la base miliar.

El presidente de EE UU, Barack Obama, ha declarado que “estamos siguiendo lo ocurrido muy cerca”. “Solo quiero asegurar que llegaremos hasta el fondo de lo que ha pasado hoy. Estamos muy tristes de que algo como esto ha podido suceder otra vez”.

“Estos soldados han sacrificado mucho en nombre de nuestra libertad. Muchos de ellos han estado en Irak y en Afganistán”, ha proseguido Obama. “Ellos han servido con valor, con distinción y cuando están en su casa, en su base, necesitan sentirse seguros. Todavía no sabemos lo que ha pasado esta noche, pero, obviamente, la sensación de seguridad se ha roto una vez más”, ha concluido el mandatario.

Las autoridades locales han explicado que alrededor de las 16:30 hora central de EE UU (17.30 en la costa Este) ha comenzado el suceso.”Ha ocurrido un tiroteo en Fort Hood y hay varios heridos. Equipos de emergencia están en la escena. No hay más detalles en este momento”,dice el comunicado de las autoridades. El FBI, oficiales del Pentágono y autoridades locales están trabajando, conjuntamente, en la investigación. La base militar, en la que viven muchas familias, ha sido reabierta esta noche, tras permanecer clausurada varias horas.

“No sabemos lo que está ocurriendo ahora”, ha dicho el alcalde de la localidad, Dan Corbin. ”Estamos en contacto con el personal para lo que necesiten. Estamos muy preocupados, los soldados de Fort Hood siempre han estado ahí por nosotros”, ha añadido.

Las autoridades locales y el FBI, que han asegurado el perímetro, han enviado un mensaje en Twitter y Facebook pidiendo al personal que se aleje de las instalaciones donde ha ocurrido el suceso. Se cree que el tiroteo ha tenido lugar en el edificio de la brigada médica. El campus de la universidad Central de Texas también ha sido evacuado durante la alerta. Estudiantes y profesores han tenido que abandonar las instalaciones.

Fort Hood está ubicada en el condado de Bell, en las proximidades de Killeen. La base se encuentra a medio camino entre Waco y Austin (Texas).

elpais.com

No hay comentarios

Deja un comentario...