Compartir

LIMA. Al igual que París y Los Ángeles, que este miércoles verán colmadas sus ilusiones olímpicas cuando obtengan en Lima las sedes de los Juegos de 2024 y 2028, ciudades como Madrid, Estambul, Buenos Aires, Roma, Budapest o Ciudad del Cabo tuvieron el sueño de poner su nombre encima del símbolo de los cinco aros.

Pero, al contrario que aquellas, se vieron obligadas a aparcar sus planes cuando no obtuvieron el visto bueno del COI.

El mapa mundial de las ambiciones olímpicas se dibuja en 2017 con estos trazos:

MADRID

Tres veces seguidas lo intentó Madrid, para 2012, 2016 y 2020, y las tres murió en la orilla. El cansancio que generó tanta derrota y un cambio político en el ayuntamiento de Madrid desaconsejaron una nueva tentativa para 2024.

Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español (COE), no se da por vencido.

“Mientras yo tenga capacidad por lo menos para decirlo, insistiré en la opción de Madrid porque creo en ella”, asegura.

“Pasan los años y España sigue siendo un país referente en deporte, en organización deportiva y en instalaciones. Madrid está estructurada para organizar unos Juegos. Lo tenemos todo. Solo falta el momento oportuno para ir a por ello”, opina Blanco.

Pero nada parece más lejos de las intenciones del actual ayuntamiento de la capital que dirige Manuela Carmena. “No es el momento”, ha dicho la alcaldesa en repetidas ocasiones.

ALEMANIA

Hamburgo se presentó en septiembre de 2015 como candidata a los Juegos de 2024. En noviembre de ese mismo año sus habitantes dijeron ‘no’ al proyecto, consultados en referéndum.

En años anteriores las candidaturas de Berlín 2000 y Leipzig 2012 y la de Múnich 2018 (invierno) fueron rechazadas por el COI.

Pese al escepticismo con que se reciben en Alemania los proyectos olímpicos, la región de los ríos Rin y Ruhr prepara uno para 2032 en torno a Düsseldorf, la zona de mayor concentración urbana del país.

No obstante, el plan topa con reservas incluso de la Confederación Olímpica del Deporte Alemán. “No podemos permitirnos una cuarta derrota”, dijo el vicepresidente Walter Schneelock.

Sobre las dos experiencias olímpicas alemanas -Berlín 1936 y Múnich 1972- pesan sombras que impiden que los Juegos se asocien a algo positivo: los primeros fueron los de los nazis y los segundos los del atentado de la organización palestina Septiembre Negro.

La política de los organismos deportivos internacionales y el dopaje, asuntos ante los que la opinión pública alemana se muestra muy sensible, no ayudan a crear un clima favorable a los Juegos.

ESTAMBUL

La ciudad turca optó al premio a la perseverancia, con candidaturas para los años 2000, 2004, 2008, 2012 y 2020. Pero el COI se mostró indiferente ante su insistencia.

Nada se sabe sobre una nueva candidatura de Estambul, pero suena en cambio la posibilidad de Erzurum para unos Juegos de Invierno.

El presidente Tayyip Erdogan dijo a la prensa local el pasado marzo que Estambul “merecía” los Juegos.

“Se los dieron a ciudades que los acogerán en una segunda ocasión, y no a las que lo harían por primera vez”, lamentó.

DOHA

Pidió los Juegos de 2016 y 2020. La comisión de evaluación del COI tuvo dudas y pasó la decisión a la Ejecutiva, que se pronunció en ambas ocasiones en contra de que Doha fuera a la votación final por la sede. Las fechas, el calor, el tamaño del país… los dirigentes olímpicos solo vieron pegas.

Con el Mundial de fútbol de 2022 ya adjudicado a Catar, los Mundiales de gimnasia artística de 2018 y los de atletismo de 2019 centran de momento la atención deportiva del reino.

BUDAPEST

Como Hamburgo, se presentó para los Juegos de 2024 y luego se retiró “por el desvanecimiento de la unidad política” en torno al proyecto. El movimiento Momentum reunió 266.000 firmas en un mes para pedir la convocatoria de un referéndum. No fue necesario.

Dirigentes deportivos y políticos se ahorraron el desgaste y metieron el proyecto en un cajón.

Esa retirada no significa que Hungría renuncie a organizar los Juegos, sino solo que retrasa sus planes hasta que se den las condiciones y el apoyo social necesario, sostiene el presidente del Comité Olímpico Húngaro (MOB), Krisztián Kulcsár.

“El MOB considera que esto solo puede realizarse si el proyecto de organizar unos Juegos cuenta con el apoyo mayoritario de la sociedad y de los partidos políticos”, dijo Kulcsár a Efe. Según el dirigente, esas condiciones de apoyo podrían darse a partir del año 2032.

El presidente del COI, el alemán Thomas Bach, visitó Budapest el domingo pasado y se entrevistó con el primer ministro Viktor Orbán, cuya oficina de prensa dijo que le había explicado a Bach que “Hungría está dispuesta a presentar en el futuro candidaturas para organizar eventos deportivos de nivel mundial”.

ROMA

La capital italiana se quedó cerca de organizar los Juegos de 2004, que se fueron a Atenas. Mantuvo viva la llama olímpica hasta la candidatura de 2024. Pero en julio de 2016 la nueva alcaldesa, Virginia Raggi, del Movimiento 5 Estrellas, retiró su apoyo a un proyecto que ya se había presentado ante el COI. El dinero de los contribuyentes, dijo Raggi, se pondría en otro saco.

En octubre siguiente el presidente del comité olímpico italiano, Giovanni Malagó, hizo oficial la retirada del proyecto por falta de apoyo político.

Apenas diez días antes de la elección de los Juegos de 2024, Malagó aún mostró a Efe su malestar por aquella decisión. El asunto le sigue doliendo.

“En este momento no hay ningún proyecto. Ni para ahora ni para los próximos años. Luego, veremos. Quien vive, verá”, sentenció, serio, el dirigente.

SUDÁFRICA

Tras el buen intento de Ciudad del Cabo para la edición de 2004, Sudáfrica centró sus esfuerzos en el mundial de fútbol de 2010. Se habló luego de Durban, pero la concesión de la sede de los Juegos de la Commonwealth de 2022 colmó por el momento sus aspiraciones.

BUENOS AIRES

La capital argentina, candidata a los Juegos Olímpicos por última vez para 2004, organizará en 2018 los Juegos de la Juventud. De momento los planes no son explícitos, pero los pasos de Buenos Aires parecen encaminados a organizar unos Panamericanos (¿2027/2031?) y pedir también los Olímpicos. La proyectada candidatura conjunta de Argentina con Uruguay y Paraguay para el mundial de fútbol de 2030 se cruza ahora en los planes.

NUEVA DELHI

El Comité Olímpico Indio pidió a su gobierno la consideración de una candidatura para 2032 y el ministerio de Deportes ha abierto un estudio de viabilidad.

Source link

No hay comentarios