Compartir

José Alfredo Espinal

Editor/Caribbean Digital

No se cansan de pleitos, día y noche, a todas horas.  Todo por la arrogancia de muchos y la ofensiva de otros.

Las facciones del PRD no se han dado cuenta o prefieren echarse a un lado, lo amargo que se ha convertido su espectáculo de mal gusto para la mayoría del pueblo dominicano. En este partido todos quieren pescado, pero nadie se moja el ruedo del pantalón.PRD

Al parecer todo se trata de un asunto personal, ni siquiera institucional y mucho menos ideológico.

Los intereses particulares están matando  “la gallina de los huevos de oro”, y lo peor, es que como están las cosas también carecen de un padrote que pueda concebir en ese o en cualquier otro nido.

Con los dimes y diretes del PRD, el país está hastiado, los perredeistas también. Pero quienes los adversan están frotándose las manos.

Nadie quiere ceder, pero todo tiene su tiempo debajo del sol y después no se quejen que una vez más los dejaron fuera de la Presidencia.

¿Quién en su sano juicio estaría dispuesto a emitir su voto a favor de un candidato en un partido repartido por bandos?. Si el PRD sigue con sus planes divisionistas extenderá su reinado de opositor, mejor dicho, de medio opositor, porque ni para eso ha servido últimamente.

Y no me vengan a calificar de uno u otro bando, tampoco me ubiquen de aquel lado. Primero miren la paja de su propio ojo y luego, si están en condiciones, pues cuestionan a los otros.

…La suerte está echada.

No hay comentarios