Compartir
Rdhamés Espinal

Por Rdhamés Espinal

Abogado y político

Especial/Caribbean Digital

Fuera de los pronósticos, de por cierto, muy acertados por parte del ex presidente Dr. Leonel Fernández de que el PLD gobernará  más allá del 2044, es bueno saber que esos mismo aires de triunfos se respiran en Santiago en relación a la conquista de la alcaldía por parte del PLD, es un sentimiento que arropa las bases del peledeísmo, desde su mas importantes dirigentes hasta el mas humilde miembro, todos están en eso.

Rdhamés Espinal
Rdhamés Espinal

Sin lugar a dudas la alcaldía de Santiago ha despertado un gran interés a lo interno de los diferentes partidos en la ciudadde Santiago, a más de dos años del proceso electoral ya vemos vayas en las calles, anuncios en la radio y televisión de los que hasta ahora manifiestan convertirse en el próximo alcalde la ciudad corazón.

En este primer artículo me quiero referir de manera particular al caso del Partido de la Liberación Dominicana, (PLD), el cual desde las elecciones del 1990 no ha dirigido los destinos de la ciudad, se escucha a viva voz dentro de esta organización política de que ya es tiempo del PLD, que es  una necesidad la vuelta de los morados al gobierno local por distintas razones, una de ellas es que el partido cuenta en Santiago con hombres y mujeres calificados para dirigir la alcaldía y otra que los peledeístas ven en el ayuntamiento un espacio de donde servir de manera más directa a la ciudadanía.

Viendo el panorama a lo interno de los posibles aspirantes del PLD nos encontramos con Ramón (Monchy) Rodríguez, en el cual se conjugan el discurso, trayectoria social y vida partidaria reconocida, nos atreveríamos a pronosticar que dentro de los actuales aspirantes a la alcaldía, Monchy,  sin temor a equivocarnos cuenta con el apoyo popular dentro de los morados para alzarse con la candidatura, razones: conciliador, humilde, sabe escuchar, respetuoso, oportuno en la toma de decisiones, estas y otras cualidades más hacen de, Monchy Rodríguez, el candidato del consenso dentro de la organización política.

A eso se añade que siendo un hombre y máximo representante del Danilismo en Santiago, otras corrientes internas dentro del partido no lo objetan por ser un ente de unidad, demostrando que tiene adeptos de todos los litorales que buscan llevar de nuevo a un hombre del PLD al gobierno local.

 

 

Es por eso y por muchas razones que en las calles de Santiago se escuchan consigna tales como: de Monchy a Monchy, haciendo alusión a que el último alcalde del PLD fue, Monchy Fadul, y que otro Monchy, ahora, Monchy Rodríguez, será el próximo alcalde, como también escuchamos a los santiagueros decir: primero lo nuestro, conociendo que, Monchy Rodríguez, convertido en síndico tomará en cuenta primero lo de Santiago.

No hay comentarios