Compartir

 

PARIS (AP) — El perro del presidente francés Emmanuel Macron interrumpió una reunión de su amo con miembros de su gobierno cuando orinó en una chimenea en el Palacio del Elíseo.

El canal de televisión francés LCI transmitió el incidente el domingo, que fue captado en video en una sala dorada y con candelabros en la residencia presidencial.

Cuando Macron se dio cuenta de que su cruza de labrador y griffon acababa de orinarse, dijo a los ministros que el can “estaba haciendo algo bastante excepcional”.

El presidente y su esposa, Brigitte, adoptaron a Nemo en agosto y eligieron su nombre por el capitán de “20.000 leguas de viaje submarino” de Julio Verne.

La mascota fue adoptada en un refugio de animales y se cree que tiene 1 o 2 años.

Fuente de noticia

No hay comentarios

Deja un comentario...