Compartir
Padre Johnny. Archivo

 Miguel De Jesús

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.-Lo he visto orar y reir, de sus manos he recibido la bendición, su prédica  de buen Pastor llega al Corazón. Son muchas las oportunidades  que lo he visto haciendo un impoluto desde el pulpito con mensajes claros y llenos de sabiduría.

Padre Johnny. Archivo
Padre Johnny. Archivo

Hoy te digo que no te derrotes ni permitas que te derroten, no te rindas sigue subiendo la montaña, si sientes que las calumnias te hieren hazte fuerte bajo el Cielo estrellado en las noches y soleado en el día solo para ti.

Se le acusa de compartir la humedad, el sudor de cuerpos en posición horizontal, gemidos, gritos y emociones al calor de lo que  fue un mandato de Dios através de su hijo Jesús, “amaos los unos a los otros “.

Parece sospechoso que después de 5 años mujeres de hoy  que ayer fueron adolescentes lleven a los tribunales al varón que según ellas las llevaba a la gloria volando en las alas de un placer que apagaba sus fuegos.

¿Y papá y mamá donde estaban? ¿Los que quieren crucificar al Sacerdote de las montañas se han  puesto a pensar lo mucho que saben las niñas de 12 años en adelante que toman cervezas en los colmadones? ¿Y en  las madres que venden su virginad  al mejor postor?

Pero también es un mensaje a la Iglesia Catolica, deben romper con el Celibato ridículo y permitir al Papa, Obispos, Sacerdotes y Monjas que enciendan desde la piel sus almas y así tendríamos cardenales alegres y menos amargados.

Los labios dulces y cuerpos atrevidos de dulcineas, son demonios que rondan las iglesias inquietando a los curas sometidos a dietas que les impiden profanar los templos convertidos en cuerpos que como tesoros nos hacen brillar los ojos.

No es pecado que con palabras sutiles, se llegue al momento en que  la fantasía se haga realidad y la utopía pase a ser una verdad. Esperemos que sea un tribunal que decida su suerte, dejemos a la justicia que en la mayoría de los casos es  injusta, actuar.

No olviden que de Jesús, se ha dicho de  sus amoríos con una hembra de un Corazón 5 estrellas que desde que la vio se fue con ella y nunca le cobró  la Magdalena.  De ser cierto, yo lo felicito por el buen gusto de hacer carne el amor con una mujer exquisita.

Su vocación de Sacerdote es como un poema de amor esparcido desde las alturas de Constanza, su dignidad y compromiso social lo elevan como criatura del Señor y su espiritualidad se mece desde la hamaca de Dios. Antes de condenarlo recordemos que el Padre Johnny es un hombre debajo de la sotana.

No hay comentarios