Compartir
Luís Céspedes Peña

Por Luís Céspedes Peña

El Nuevo Diario, un periódico cargado de principios éticos, está celebrando su 36 aniversario de fundación, una fecha que la mayoría de dominicanos que vivía cuando nació este instrumento de la democracia, dudaba que sobreviviera a tantas adversidades.

El Nuevo Diario, es hijo de la perseverancia, del talento de sus fundadores, de la confianza depositada por ellos  en una sociedad que, a veces, transita como  los fuertes vientos, que va hacia  donde éste la lleve, porque carece de una base lo suficientemente sólida.

Pero El Nuevo Diario es firme pensando en el porvenir. No quiere decir que nuestra sociedad siempre sea inestable, porque en momentos difíciles ella toma sus propias decisiones  a favor de los mejores intereses.

La misma estabilidad de El Nuevo Diario, afirma que todavía en nuestra sociedad quedan valores, como los principios éticos y morales.  Este periódico nos hace pensar que no todo está perdido.

Hay que destacar  que, respetando las Leyes, El Nuevo Diario siempre está al servicio de todos los sectores. Sus 36 años de existencia es la mejor manera de decir que la democracia tiene su valor.

Felicitar a los fundadores y a los continuadores de este importante proyecto de comunicación, es un deber histórico.  El periodista Persio Maldonado, quien es el director de El Nuevo Diario, debe sentirse orgulloso, al igual que todos los demás integrantes,  de que hoy ese informativo se merezca la confianza de una sociedad que, a veces, castiga a sus mejores héroes.

Lo que conocemos cómo nació el Nuevo Diario, podemos testificar que surgió de las ideas progresistas y sin recursos, pero creyendo en el porvenir.

¡Gracias por creer en la democracia, aún con sus fuertes debilidades

Es justo también disponer un espacio para reconocer cómo sigue mejorando el comportamiento de los Movimientos que le dan vida institucional al Colegio Dominicano de Periodistas (CDP).

Las elecciones desarrolladas por  el Movimiento Marcelino Vega, que produjeron a la victoria del actual presidente del Comité Ejecutivo del CDP, Olivo De León, para disputarse la presidencia  con otros oponentes el mes de Agosto, desmiente la versión de que ese en gremio no hay unidad.

La demostración de civismo de los competidores por la candidatura presidencial del Movimiento Marcelino Vega, que tuvo como protagonistas a Olivo De León y Aurelio Henríquez, debería  trasladarse a otros importantes núcleos de la sociedad, especialmente  algunos sectores políticos.

Ambos personajes recorrieron varias veces el país tratando de convencer a  los marcelinistas, pero sólo Olivo De León logró conseguir el sí de la mayoría de delegados que asistieron al CDP en la capital, para  depositar el voto el domingo pasado.

La victoria, con una diferencia de votos que Henríquez no tenía la capacidad  de seguidores para  enfrentar  al actual presidente del CDP, parece alejar diametralmente a  sus competidores del Movimiento Convergencia.

Hay quienes dicen  que mientras Olivo aspire a la presidencia del CDP, no hay forma de que otros puedan alcanzar la meta. ¡Es lo que dicen algunos de sus adversarios!

Olivo es como  el fallecido ex Presidente Joaquín Balaguer, que decía que le “gustaba esperar al bateador de su equipo cuando  él  estaba corriendo en tercera base, porque anotaba con un toquecito.”

Olivo está en una posición inalcanzable. ¡Parece que será presidente del CDP hasta  que él decida dejar el cargo! ¡Y cada vez que  es postulado, gana! Duró más de 14 dirigiendo al SNTP y salió para ganar en el CDP. ¡Y sigue ganando! Es la tercera vez que es postulado a la candidatura a la presidencia del CDP.

La Asamblea Nacional de Delegados, no sólo lo eligió para ser el candidato a la presidencia del Comité Ejecutivo de esa entidad, sino que también le otorgó el poder de negociar con el Instituto de Previsión y Protección del Periodista (IPPP), aunque  él  parece no tendrá que llegar a ese extremo, debido a  que cuenta con el respaldo de la mayoría  de miembros en casi todas las Seccionales.

La unidad  reinante  alrededor del presidente del Comité Ejecutivo del CDP, motiva a pronosticar que la victoria de Olivo y del candidato a mantener la dirección del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), José Beato, éste último también apoyado por el Movimiento Marcelino Vega, conducen a los dos aspirantes a triunfos aplastantes.

Aprovechamos este espacio para agradecerles al director de la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN), ingeniero Silvio Durán, y  al alcalde Abel Martínez, a través de su director de Comunicación, Grey Núñez, el apoyo logístico  facilitado a favor de un sector de los periodistas que viajó al evento del Movimiento Marcelino Vega a Santo Domingo, tanto de Santiago como del Noroeste.

Gracias por leernos.

No hay comentarios

Deja un comentario...