Compartir

Eran muy buenos amigos, pero como casi todas las amistades de Isabel Pantoja, parecía estar predestinado a tener una fecha de caducidad. Y así fue. Miguel Poveda y la tonadillera hace ya tiempo que ni se hablan.

El motivo de la discusión definitiva que terminó con su relación para siempre, había sido una incógnita hasta agora. Ha sido Kike Calleja quien ha revelado qué es lo que pasó entre los dos artistas para que, un día, de buenas a primeras, finiquitaran su amistad.

Al parecer, Pantoja le pidió, en un momento de apuro económico, 70.000 euros a Miguel. Este aceptó, pero le pidió una cosa a cambio: que le diera una de sus batas de cola para tener un recuerdo de ella y, esta, accedió.

Hasta aquí, todo normal en una historia que se torció cuando fue pasando el tiempo e Isabel jamás devolvió ese préstamo, según el relato del periodista de Telecinco. Este añadía que, la tonadillera, además, le había pedido 50.000 euros por la bata de cola.

En más de una ocasión, Poveda ha desmentido que este fuera el problema entre ellos, limitándose a asegurar que vio un detalle que no fue de su agrado y decidió echarse a un lado en el camino de Pantoja.

Seguro que también te interesa…

Miguel Poveda presenta a su hijo en sociedad

Así rentabiliza Isabel Pantoja su vida

Fuente de noticia

No hay comentarios

Deja un comentario...