Compartir
Brigadas del ayuntamiento local y del Gobierno retiraban esta tarde los escombros dejados por el paso de la tormenta, cuyos vientos se sintieron en las primeros horas de la mañana. Foto Diario Libre.

Caribbean Digital

Escrito por Cornelio Batista

Del periódico Diario Libre

NAGUA.- Los fuertes oleajes causados por la tormenta Irene provocaron la penetración del mar a más de un kilómetro de su costa en la comunidad de Boba en la Provincia Maria Trinidad Sánchez, afectando más de 200 casas, mientras los fuertes vientos derribaron árboles y postes del tendido eléctrico.

Brigadas del ayuntamiento local y del Gobierno retiraban esta tarde los escombros dejados por el paso de la tormenta, cuyos vientos se sintieron en las primeros horas de la mañana. Foto Diario Libre.

Brigadas del ayuntamiento local y del Gobierno retiraban esta tarde los escombros dejados por el paso de la tormenta, cuyos vientos se sintieron en las primeros horas de la mañana.

Entretanto, que unas cuatrocientas personas que habían sido trasladadas a diferentes albergues luego que sus casas resultaron afectadas por la tormenta Irene han empezado a retornado a sus hogares.

De 700 personas que había albergadas en escuelas, iglesias y casas de familias solamente 300 permanecen en esos lugares, según confirmaron autoridades.

Sin embargo, la Defensa Civil de Nagua mantiene el alerta a las familias residentes en las comunidades de Canca la Rana, Quebrada Amarilla, Los Memisos, Los Jengibres y Catalina.

El vocero del COE en Nagua, Renny Henríquez informó que el acueducto de Río San Juan fue cerrado temporalmente para prevenir la contaminación de sus aguas.

Hasta el momento los efectos de la tormenta no han provocado víctimas mortales, ni desaparecidos, pero ha causado cuantiosos daños a la agricultura.

El Gobierno a través de los comedores económicos distribuye raciones alimenticias a las personas que permanecen en los albergues de María Trinidad Sánchez.

Al menos cuatro niños de los que están albergados en la escuela de Boba presentan fiebre y vómitos, según se reportó.

Puerto Plata

En Puerto Plata fueron desplazadas 125 personas, las cuales fueron albergadas en el Centro Universitario Regional del Atlántico CURA-UASD, en iglesias y otros lugares.

También fueron afectadas 80 casas, cinco de las cuales resultaron totalmente destruidas por el viento y los fuertes oleajes.

Los peores daños ocurrieron en los sectores de El Javillar, Playa Oeste, Aguas Negras, y otros sectores donde se registraron inundaciones repentinas.

Las fuertes brisas que azotaron la madrugada de ayer la zona de Puerto Plata por la costa del atlántico Norte, además derribaron árboles en la avenida de circunvalación Norte y otros sectores de esta ciudad.

En el municipio de Imbert la Defensa Civil  adoptó medidas para sacar del barrio La Pangola a varias familias residentes en la ribera del río Bajabonico, próximo a los Llanos de Pérez, las cuales se niegan a abandonar sus viviendas.

No hay comentarios

Deja un comentario...