BARCELONA. Cristiano Ronaldo se reencontró con el gol por partida doble, Gareth Bale y Nacho Fernández celebraron otros dos dobletes y el Real Madrid volvió a ganar en la liga española el domingo, cuando remontó para golear 7-1 al Deportivo La Coruña y recortar momentáneamente diferencias con el líder Barcelona.

La desventaja de los blancos, que han disputado una decepcionante primera vuelta de campeonato, sigue siendo notable, por ahora de 16 puntos respecto al Barsa, que disputa más tarde su encuentro de la vigésima fecha en cancha del Betis.

Los azulgranas cuentan 51 unidades en lo alto de la clasificación, mientras que el Madrid es cuarto, pendiente aún de disputar su partido aplazado contra Leganés, correspondiente a la 16ta fecha.

Adrián López adelantó al 18vo clasificado Deportivo a los 23 minutos en el estadio Santiago Bernabéu, pero Nacho Fernández empató por los locales a los 32, y el Madrid acabó dando la vuelta al marcador gracias a los tantos de Bale (42 y 58), Luka Modric (68) y Cristiano (78 y 84).

“Cambiamos el chip. Pese al 0-1 pensamos en positivo. Me alegro, porque lo necesitábamos”, reconoció el técnico Zinedine Zidane.

La cuenta la cerraría nuevamente Nacho (88), ya sin Cristiano sobre la cancha, tras recibir el astro portugués un golpe en la consecución del sexto gol, que le produjo una aparatosa cortada en el rostro.

“Por fin ganamos jugando bien y marcando goles. Sabíamos que el día que entrara el primero, ganaríamos como hoy. Jugamos un partido perfecto”, celebró el mediocampista blanco, Carlos Casemiro.

El Madrid empezó ansioso y el Deportivo, bien ordenado y con capacidad para atacar gracias a sus tres puntas, quienes fabricaron el gol inicial tras un saque de banda prolongado por Florin Andone para que Lucas Pérez asistiera a López al segundo poste.

Los de Zidane habían hecho méritos para tomar ventaja en remates de Cristiano y Borja Mayoral, pero siguieron un buen rato negados cara al arco, con un cabezazo del portugués que sacó acrobáticamente Rubén Martínez y un zapatazo de Marcelo, repelido primero por el arquero y luego por el poste.

Fue a balón parado y de jugada ensayada que llegó el empate, impulsado de primeras por Nacho tras combinar en raso con Marcelo.

El segundo tanto fue balsámico y obra de la privilegiada zurda de Bale, quien recibió en el área y soltó una rosca elevada junto al rincón más lejano.

Con el marcador en contra, el Deportivo se disolvió como un azucarillo, y acabó encajando el tercero cuando Bale se elevó más que nadie en un tiro de esquina y cabeceó imperialmente a la red.

Antes y después del gol lo volvió a intentar Cristiano, primero con un testarazo que tapó Martínez, luego con un derechazo que se perdió fuera.

Quien no falló fue Modric a la hora de enganchar un taconazo del portugués desde la frontal del área, inalcanzable para el portero.

Pudo recortar por dos veces Andone, pero el rumano estuvo pésimo en la definición de un pase atrás de Pérez y tampoco embocó una asistencia tras robo de Adrián.

Tampoco marcó Cristiano tras un gran control y violento remate en el área, aunque finalmente cantó gol al enganchar en el segundo poste y al bote pronto un cruce de Casemiro.

Apenas celebró el tanto el actual Balón de Oro, como tampoco festejaría el siguiente al caer dolorido por la patada en el rostro que le dio el suizo Fabian Schar, cuando cabeceó con decisión un centro de Dani Carvajal.

La imagen de Cristiano, quien se retiró con la cara visiblemente ensangrentada, fue tan impactante como el resultado final, abultado por el tercer doblete de la tarde, obra de Nacho tras rebañar un balón en tiro de esquina.

El Celta de Vigo también se impuso 2-1 en cancha de la Real Sociedad gracias a tantos de Iago Aspas de penal (20) y el uruguayo Maxi Gómez (75).

Los vigueses marchan séptimos con 28 unidades mientras que la Real, actual 15ta, abrió el marcador gracias a Wilian José (10), quien luego fallaría un penal.

El 16to Alavés y el 13ro Leganés empataron 2-2. Los alavesistas se adelantaron con goles de Munir El-Haddadi y Alfonso Pedraza a los 46 y 52 minutos, respectivamente, pero Leganés consiguió rescatar un punto gracias a Gabriel Pires (75) y Joseba Zaldúa (90).

Source link