Compartir
Jesús-Chú-Vásquez.
Por Yenifer Gil
El Partido Revolucionario Moderno (PRM) celebrará su convención ordinaria el domingo 26 de noviembre, en la que elegirá a sus autoridades nacionales y locales por primera vez desde que fue fundado en el 2014.
El mismo, esta llamado a organizar su proceso de forma responsable, donde príme la disciplina y el respeto a sus compañeros, pero lo mas importante, es que acepte aquellos que resulten ganadores en dicha convención .”CERO SILLAS.

Una gran parte del soberano  está  esperando que el (PRM) alcance las escalinatas del palacio nacional y desde esa posición impulse los cambios que está demandando nuestra sociedad.

El principal partido del bloque opositor figura entre las organizaciones políticas del sistema que promueve que sean los miembros de cada partido los que elijan sus candidatos. Su cúpula, al igual que el 80 por ciento de sus dirigentes propugnan por una convención cerrada, donde participen solo aquellos que esten inscritos en su partido.

Será en esta nueva ocasión cuando surja el Anticristo, o el personaje de la bíblia Noé, que con su arca de madera logró salvar su famlia, podemos citar también a Moisés aquel hombre de fe que con su bastón guió al pueblo de Israel a la tierra prometida, me pregunto ¿Quién será ese personaje que guiará al (PRM) a ser un partido de fe, de esperanza nacional  o más bien quién podrá ser el Pastor de ese rebaño ?.

La convención está muy cerca, su actual presidente es el Ingeniero Andrés Bautista, una persona de mucho respeto, el cual ha ocupado cargos importantes dentro del tren legislativo y gubernamental,  a quien el gobierno trató de derribar como lo hizo David con Goliat, a diferencia  de que no lo lograron porque su “Talón de Aquiles” fue  un expediente mal fundado y carente de base legal.

A raíz de todas esas cuestionantes, a fuera se escucha la voz del altísimo, la cual grita, el Partido Revolucionario Moderno necesita remover toda su dirección, lo escucha Moises, Noé y el Nazareno, este último reune todas las condiciones para convertirse en el presidente del principal partido de oposición, por ser una persona revolucionaria, de ideología progresista, conciliador, hombre honesto y de palabra, un hombre fuerte, la base de esa entidad lo llama, Chú te nesesitamos!.

Si el actual secretario de ese partido es el gran sucesor de Andrés, ¿Quién más que él podría ser? Me atrevería a decir perremeístas, que sería lo mejor  que a ustedes le prodría suceder. No lo piensen, al momento de escoger el presidente del partido  tomen en cuenta el porque dijo Jesús a Pedro: Sobre ti, edificaré la iglesia.

No hay comentarios

Deja un comentario...