David Ige, gobernador de Hawái, ha explicado a la CNN que la falsa alarma de misil balístico enviada esta mañana a los residentes locales se debió a un error humano.

De acuerdo con el dirigente, alguien “presionó el botón equivocado” durante un cambio de turno de los empleados, enviando de esa manera la alerta falsa sobre un misil balístico entrante.

Más información, en breve.

Fuente de noticia