Compartir

Caribbean Digital

Fuente: ElMundo.es

El ex dictador haitiano Jean-Claude Duvalier fue puesto en libertad este martes después de ser acusado por la justicia haitiana de desvío de capitales.

Después de cuatro horas declarando ante la Fiscalía, Duvalier quedó en libertad condicional. Duvalier fue acusado formalmente de corrupción, robo, apropiación indebida de fondos y otros supuestos delitos cometidos durante su Gobierno entre 1971 y 1986.

“Su destino está ahora en las manos del juez de investigación. Presentamos cargos en su contra”, dijo Aristidas Auguste, jefe de la Fiscalía de Puerto Príncipe. Los cargos deben ser ahora investigados por el juez de instrucción encargado del caso, Carves Jean, quien decidirá si se continúa con el caso.

Una caravana de simpatizantes y periodistas sigue el vehículo de ‘Baby Doc’, que se dirige al lujoso hotel en la zona de Petion Ville donde estaba alojado desde el domingo, cuando regresó al país después de 25 años exiliado en Francia.

La Policía haitiana detuvo este martes a Jean-Claude Duvalier tras interrogarle durante varias horas en el hotel donde se encontraba en Puerto Príncipe. El ex dictador regresó al país por sorpresa el domingo, 25 años después de exiliarse en Francia.

Duvalier ha salido del hotel en una furgoneta 4×4 de cristales oscuros,escoltado por seis furgones de la policía y varios cascos azules. Tras declarar en la Fiscalía, será trasladado a la antigua embajada de EEUU en Puerto Príncipe.

Unos doscientas personas se han concentrado frente a la Fiscalíade Puerto Príncipe y amenazan con cortar las calles. Los seguidores de ‘Baby Doc’ llevan la antigua bandera roja y negra del partido de los Duvalier (el PUN). Los partidarios del antiguo dictador han lanzado piedras, aunque el despliegue policial es muy fuerte.

Pese a que las radios llevaban todo el día anunciando la posible detención, frente al hotel sólo se presentaron unos 25 seguidores del ex dictador.

Crónica de una detención rumoreada

La Policía se presentó en el hotel a primera hora de la mañana justo a la hora que estaba previsto que Duvalier ofreciera una rueda de prensa a la multitud de medios que han seguido su regreso al país.

En torno a las 11.00 horas de Puerto Príncipe el fiscal jefe llegó al hotel donde se alojaba Duvalier desde el domingo, escoltado por decenas de miembros de la elite de la Policía haitiana.

Fuentes judiciales han indicado que las autoridades querían interrogarle sobre el presunto robo de fondos del Tesoro durante su mandato, añadió un oficial del Gobierno.

El abogado de Duvalier, Reinold Georges, acudió al hotel. Duvalierseguía encerrado en su habitación y rodeado de policías.

Varias unidades más custodiaron el Hotel Karibe a lo largo de la interrogatoria. Hasta la habitación de Duvalier, que se encontraba con su mujer Veronique Roy, llegó también un juez. Los rumores sobre su posible detención no cesaron durante todo el día.

‘Rendir cuentas’

Aunque el Gobierno haitiano señaló este lunes que Duvalier era un hombre libre y que no había cargos en su contra, a primera hora de la mañana varias furgonetas de la Policía se presentaron en el hotel Karibe para llevárselo detenido.

Desde que puso un pie en suelo haitiano, organizaciones de derechos humanos como Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional (AI) han pedido insistentemente su procesamiento por “sistemáticas violaciones a los Derechos humanos”. Se calcula que Duvalier asesinó durante sus quince años de Gobierno a más de 60.000 personas.

La alta comisionada de los derechos humanos de la ONU cuestionó también a la justicia haitiana y dijo que su llegada al país abre muchos interrogantes sobre la “rendición de cuentas” aunque desconocía si podría ser arrestado.

“Tener a un antiguo dictador de vuelta en Haití se suma a las cargas que ya soporta Haití”, ha declarado este martes el portavoz del departamento de Estado, P.J. Crowley , tras conocer la detención. Según EEUU, el futuro de Duvalier es cuestión del gobierno haitiano y su pueblo.

No hay comentarios

Deja un comentario...