Compartir
Por la denuncia de corrupción al senador Félix Bautista, del gobernante Partido de la Liberación Dominicana, la periodista Nuria Piera es perseguida. Archivo.

Por Nelson Peralta

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./ El Día del Periodista que debe esta celebración a que un  5 de abril del 1821 tuvo su primera publicación, El Telégrafo Continental, un suelto dirigido por Antonio María Pineda, a cuya iniciativa se deben las bases del periodismo dominicano que recordamos con algunos puntos oscuros por las actuaciones represivas del gobierno contra los periodistas libre pensadores.

Por la denuncia de corrupción al senador Félix Bautista, del gobernante Partido de la Liberación Dominicana, la periodista Nuria Piera es perseguida. Archivo.

Este año, muchos desafío hemos vivido, sobre todo por las constantes amenazas de funcionarios y organismos del gobierno que no admiten críticas a la forma como manejan los recursos y aplican su accionar.

El comunicador y abogado Marcos Martínez. Archivo.

Hoy, al celebrar el Día del Periodismo, en vez de celebrar expresamos nuestro más enérgico repudio a la persecución contra el equipo de trabajo de Nuria que por los reportajes sobre los   actos de corrupción del  Senador Félix Bautista, han sido objeto de atropellos con allanamientos en sus casas y oficinas.
Y han llevado a cabo sus métodos represivos violando las leyes que protegen a esos profesionales y ciudadanos, lo que es una muestra clara y precisa del país legal y el país real del que hablaba, Octavio Paz. La persecución contra estos profesionales y la misma Nuria, periodista de coraje, arrojo y seriedad deben cesar, pero ya.
Las autoridades del gobierno actual ya tienen suficientes condenas internacionales por violación a los derechos humanos, por violar acuerdos comerciales, convenciones de la niñez y parece que no les basta a estos funcionarios y tratan de también lograr nuevas sanciones en el aspecto de la libre expresión y difusión del pensamiento y que si juzgamos son acciones en estos 8 años de gobierno, merecidas la tienen, porque han abusado en el maltrato a periodistas y comunicadores.
Se recuerda que recientemente, el comunicador Marcos Martínez, ha sido objeto de persecución y asedio constantes de organismos de seguridad del Estado, porque denunciò que la candidata a la vice presidencia de la República, Margarita Cedeño de Fernández  tenía cuentas en Dinamarca y presentó aspectos irregulares en la administración del Despacho de la Primera Dama.
Actualmente, como pare de esa intolerancia, Martínez tiene un proceso judicial en su contra por falsificación, y no por difamación e injuria que fue lo que se alegó en principio.
Pero, no es solo esto, hay muchos más casos, recuerden el sometimiento que hizo Euclides Gutiérrez Félix, contra la misma Nuria y Alicia Ortega, cuando comentaban las deudas de este funcionario en la CDEEE, de donde surge la campaña, Euclides “paga la luz”. Tanto Euclides, como otros funcionarios intimaron a los anunciantes de estos programas, una nueva forma de presión.
Hay otros mecanismos de presión. Y  el hecho del control mediático que mantiene el gobierno con más de 2 mil periodistas y comunicadores a los cuáles se les paga casi 5 mil millones para que hagan silencio y callen, según le interese al gobierno. Esto es parecido, como al foro público en los tiempos de la dictadura de TRUJILLO, que el que ahí salía era devorado, así devoran esos medios y comunicadores pagados a los que no están de acuerdo con el gobierno y el PLD.
El país demanda un cambio, donde se respete la voluntad de los ciudadanos a expresarse, a votar y a decidir su destino que podría complicarse aún más si los dominicanos no se empoderan y deciden acabar con este nuevo estilo de dictadura.
Estoy seguro que las críticas no se harán  esperar a este análisis, y voy a esperar que digan algunos  miopes con el gobierno. Y me enteraré de inmediato de la opinión del bipolar y esquizofrénico que todo lo ataca y lo destruye sin pensar en que Dios juzga y da castigo más temprano que tarde.
No hay mucho que celebrar en el Día del Periodista en estas condiciones, de todas maneras: Felicidades.

No hay comentarios

Deja un comentario...