Tenis comprado en Amazon, fueron enviados por error, pero en Aeropaq no pueden devolverlo y el cliente pierde su dinero.

Caribbean Digital

SANTIAGO,República Dominicana.- Según Aeropaq, el Courier que se denomina el líder en República Dominicana, en su misión y visión al público le venden lo siguiente:

Misión: “Transportar los deseos de los clientes como si fueran nuestros, de forma rápida, segura y a precios competitivos, en un ambiente cálido y humano”.

Visión: “Ser el líder en el mercado de transporte de paquetería y carga, manteniendo un servicio personalizado, tecnología de punta y un equipo humano comprometido”.

Todo esto se encuentra en la página oficial de la empresa: https://www.aeropaq.com/sobre-aeropaq/.

Todo este entremés es para explicar que recientemente (noviembre 2018), un cliente compró vía Amazon un par de tenis para la práctica de futbol de un hijo de un amigo suyo, el Courier escogido por el cliente fue Aeropaq, PERO resulta que los tenis llegaron, uno más grande que el otro, aunque de la misma marca.

Tras el error, Amazon se comprometió a reembolsar el dinero (62 dólares americanos), pero con la condición de que primero había que devolver los tenis adquiridos dentro del plazo otorgado (30 días). Vaya sorpresa, el Courier que le vendió la idea de tener una visión de ser el líder en el mercado de transporte de paquetería y carga, no tiene capacidad logística para devolver el paquete a Amazon, en el tiempo de la garantía que otorga Amazon.

Resultado: El cliente pierde su dinero porque el Courier tiene varios intermediarios y eso imposibilita que Amazon reciba el paquete en el tiempo de la garantía establecida para poder reembolsar el dinero.

No obstante a eso, además de no poder hacer la devolución de la mercancía, el Courier Aeropaq que tiene una bonita misión y visión como empresa, también se niega a devolverle el dinero al cliente (62 dólares americanos).

El cliente se dirigió a Proconsumidor y se citaron con los ejecutivos del Courier en cuestión, pero tras una queja en las redes sociales del cliente, ahora el Courier se “agarra” de esa denuncia para negarle al cliente la inversión que hizo.

En buen dominicano, ¿cómo se le llamaría a todo esto?…

Sea usted el jurado.