Compartir
Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.

Dr. Arcenio Estévez Medina

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.–   El mate es la bebida preparada con las hojas de una planta cuyo nombre científico es Ilex paraguaiensis.  Aunque se trata de un árbol capaz de alcanzar los 15 metros de altura muchas personas le llaman yerba mate.  La infusión de estos órganos del vegetal tiene un fuerte sabor amargo debido a la gran cantidad de taninos que contiene.

Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.
Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.

Esta bebida se consume desde hace varios siglos en América del Sur, de donde es nativa la planta.  La empezaron a usar los aborígenes guaraníes mucho tiempo antes de llegar los europeos al continente americano y hacían su ritual poniendo las hojas de la planta en un calabazo pequeño, le agregaban agua caliente y lo tomaban a través de un sorbete de caña.  Tenía tanto valor para ellos que era utilizado con frecuencia para el trueque.  Desde entonces es parte de la cultura de numerosos pueblos de esta importante región del mundo.  La especie vegetal tuvo tanto auge que llegó a ser un producto más importante que el tabaco en Paraguay.

El ritual con el que se consume el mate.

Para tomar el mate se reúne a la familia.  Alguien coloca las hojas de la planta en un recipiente llamado guampa o porongo.  Se usa un sorbete, con una criba de metal –denominada bombilla- que se pone en contacto con el líquido, se echa agua caliente a las hojas y empiezan a tomar del mismo envase y con la misma bombilla, uno por uno, los miembros de la familia en orden de edad.  Iniciando con el mayor de todos y cuando llega al menor, se empieza del mismo modo el procedimiento.  Cada vez que llega al siguiente consumidor, cuando se hace la ronda, éste la llena de agua caliente y hasta que tome todo el contenido de la infusión de la amarga yerba no la pasa al próximo, que repetirá lo mismo.

El consumo de mate es todo un ritual muy tradicional en Argentina, Paraguay, Chile y Uruguay, que une a toda la familia en torno a la bebida y se realiza de manera regular cada día.  También se toma cuando se va a cerrar un negocio o a entablar una conversación para llegar a una decisión importante.  Por todo esto el mate es considerado, por sus consumidores, una herramienta efectiva para cultivar la amistad.  Se valora como parte de la intimidad del ser humano y además, lo conecta, acerca y vincula sus acciones.  El consumo del mate ha sido catalogado por sus defensores como un hábito que desarrolla la solidaridad entre las personas.

Tomar mate es visto como una forma fácil de socializar a los seres humanos que comparten el ritual de esta bebida tan popular.

El mate y la salud.

En esta planta se han encontrado, además de la mateÍna, sustancias muy importantes como la teobromina, teofilina y cafeína.  Por acción de estos principios activos tiene efecto estimulante del corazón dando taquicardia (aumento del número de latidos por minuto).  También puede producir gastritis, esofagitis y colitis.

Una investigación realizada por la Universidad de Illinois, Estados Unidos de Norteamérica, publicada en el año 2005, demostró que el mate actúa inhibiendo la proliferación de células del cáncer de la boca.

No hay comentarios

Deja un comentario...