Compartir
El complejo deportivo La Barranquita. Archivo.

JOSE ALFREDO ESPINAL

Joseespinal.hoy@gmail.com

Editor/Caribbean Digital

El Ministerio de Deportes puede pagarle a tres viceministros,  son ellos:  Milton Lafontaine, Fausto Domínguez (Kiwa) y Guillermo Ottenwalder, a parte de los asesores, pero no puede invertir un solo centavo en el complejo deportivo.

SANTIAGO, República Dominicana./ El complejo deportivo La Barranquita, no solo fue echado en el abandono por el Ministerio de Deportes,  sino que lo  poco que queda en el mencionado “elefante blanco” es hurtado por los pillos ante la mirada indiferente de las autoridades.

El complejo deportivo La Barranquita. Archivo.

Construido en el gobierno del fenecido presidente, doctor Salvador Jorge Blanco, para los XV  Juegos Centroamericanos y del Caribe en 1986,  el lugar que hoy debería ser muestra de orgullo para los santiagueros es una vergüenza.

Los ladrones no han podido cargar con los terrenos de este complejo deportivo porque le resulta imposible, pero deseos no les faltan.

Desamparado a su suerte, a pesar de que uno de los tres viceministros de Deportes y  los asesores deberían siquiera vigilar las instalaciones.

“De este complejo se están robando las puertas y las ventanas, los baños y los pocos muebles que pueden exhibir”, aseguró una fuente en condición de anonimato.

No hay justificación válida para que las autoridades mantengan abandonado este complejo deportivo, ya que en casi ocho años el Ministerio de Deportes, bajo las riendas de Felipe-Jay-Payano, no ha hecho nada para dignificarlo.

“El Ministerio de Deportes no cuenta con suficientes recursos para mejorar las condiciones del complejo deportivo La Barranquita”, respondió el viceministro Guillermo Ottenwalder, al ser cuestionado en meses atrás sobre su suerte.

Ottenwalder, quien ha demostrado que con recursos económicos puede cumplir con parte de los compromisos en aspectos deportivos en Santiago, le resulta cuesta arriba tener que referirse al desastre de la citada instalación deportiva.

El contraste.

Para el complejo deportivo La Barranquita no hay un solo centavo, sin embargo,  la presente administración del presidente Leonel Fernández invirtió algo más de 500 millones de pesos para el remozamiento de la Gran Arena del Cibao “Oscar Gobaira” antiguo Palacio de los Deportes, inaugurada en febrero del año 2008.

Sin duda alguna, esta obra ha sido aplaudida por todos los sectores, especialmente la clase deportiva local.

Empero,  no se explica el por qué el Gobierno dominicano no ha invertido un solo centavo  para remozar y rescatar de una vez y por todas las instalaciones deportivas en La Barranquita.

No hay comentarios