Compartir
Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.

Dr. Arcenio Estévez Medina

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./ Hasta hace poco tiempo se pensaba que el problema de las elevaciones del colesterol, sobre todo del LDL, llamado colesterol malo, no afectaba a los niños y por eso las medidas preventivas y curativas iban dirigidas a la población adulta.

Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.

Hoy, después de estudios publicados por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos de Norteamérica sabemos que debemos trabajar en este sentido, también con la población infantil para reducir al máximo las consecuencias, a veces fatales, de este problema.

El colesterol es una grasa que se obtiene de los alimentos de origen animal.  Esta sustancia puede ser mala o buena para la salud.  Todo va a depender del tipo de colesterol que esté elevado en la sangre.  Al LDL o Lipoproteína de Baja Densidad, se la llama colesterol malo porque se deposita en las arterias y las afecta causando trastornos de la circulación de la sangre, que van desde endurecimiento de las arterias hasta el infarto de un órgano.  Diferente al colesterol HDL (Lipoproteína de Alta Densidad), conocido como colesterol bueno, que ayuda a evitar que se acumule grasa en las arterias y por tanto, mejora la capacidad circulatoria.  Es muy fácil saber los niveles de estas sustancias a través de un análisis en la sangre y usted debe pedir siempre que le midan, además del colesterol total y los triglicéridos, estas sustancias que son las que indican la realidad sobre el peligro o no de tener estos lípidos altos.

Usted debe saber que para que el colesterol LDL esté alto debe estar por encima de 130 y que el HDL no debe bajar de 35.  Mientras más alto sea este último mejor para la persona, aunque sea un niño, ya que limpia de grasas las arterias; es como si las barriera.  Precisamente por esa razón es que se ha ganado la fama de colesterol bueno.

ALIMENTOS QUE AYUDAN A ELEVAR EL HDL Y A BAJAR EL LDL.

Tanto en los adultos como en los niños los alimentos más beneficiosos para la salud son los que no provienen de animales, exceptuando al pescado y entre éstos están el maíz, las nueces, la soya, las almendras, el ajonjolí, la semilla de la flor del sol, la avena, el aguacate.  Mientras que los que menos ayudan a mantener la salud del corazón y los vasos porque elevan el LDL con los huevos, las carnes, incluyendo las blancas, el hígado, las ostras, langostas, camarones, los quesos grasos y los sesos (masas encefálicas de animales).

Hay alimentos que, además de no elevar los niveles de colesterol malo, ayudan a bajarlos en la persona que los consume.  En este grupo están los vegetales como brócoli, coliflor, repollo, vainita, berenjena, tayota, molondrones, lechuga, trigo integral, avena y el aceite de oliva extra virgen, que se produce de las aceitunas.

NO SE TRATA DE UNA GUERRA RADICAL EN CONTRA DEL COLESTEROL.

Siempre debemos actuar con prudencia.  No podemos rechazar de manera absoluta todo lo que contenga colesterol porque el cuerpo humano necesita tener esta grasa dentro de los niveles normales para realizar muchas funciones, entre ellas, transportar sustancias desde el exterior hacia el interior de las células y es utilizado también para la elaboración de hormonas, algunas de gran importancia para las funciones sexuales.

Aunque la dieta y el ejercicio físico son importantes para bajar el colesterol LDL en la sangre no podemos olvidar que el hígado del ser humano también fabrica colesterol y este órgano puede ser el responsable de que su colesterol no baje a pesar de los tratamiento y las dietas que usted esté llevando a cabo bajo la dirección de su médico.  En este caso el profesional de la salud diseñará un programa ajustado a las necesidades de cada individuo.

No hay comentarios