Compartir
El presidente del Colegio Dominicano de Periodistas, Aurelio Henríquez. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

Aunque reconoce avances en libertad de expresión de los ciudadanos y tolerancia en los medios informativos.

SANTO DOMINGO./ El Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) citó tres factores que limitan una plena libertad de prensa en la República Dominicana, como son la falta de institucionalidad, la concentración de los medios de comunicación en unos cuantos grupos económicos y a la ausencia de un estatuto que dé garantía al ejercicio profesional del periodismo.

Aurelio Henríquez, presidente nacional del CDP. Archivo.

En un documento emitido por el CDP, presidido por Aurelio Henríquez, se plantea que aunque esos factores traban el pleno ejercicio de la libertad de prensa, no es menos cierto que el desarrollo de la tecnología ha puesto en manos de ciudadanos y periodistas nuevos instrumentos de expresión como son los medios digitales y redes sociales, que informan de todo lo que acontece en un momento determinado.

El CDP abogó porque se le de mayor libertad a los medios de comunicación social para que puedan contribuir a la transformación de la sociedad como lo expresan la UNESCO y la ONU en su mensaje como motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

Considera el presidente del CDP que para garantizar esa plena libertad de prensa y de difusión de contenidos informativos de calidad, se requiere avanzar en el plano institucional; definir los roles de la propiedad sobre los medios de comunicación, evitando el monopolio  y que el Estado dicte una ley normativa para el ejercicio del periodismo, lo que implica una modificación de la ley 1091 que crea al propio gremio.

El CDP reconoce la existencia de un ambiente de tolerancia para la prensa, pero agrega que el no cumplimiento pleno de la Constitución de la República y algunas leyes, la existencia de disposiciones que atentan contra la libre expresión en muchas de ellas, se erigen como amenazas para la libertad de prensa.

“El ejercicio del periodismo y su utilidad en el régimen democrático en que vivimos está ampliamente aceptado, pero no así debidamente reglamentado, por lo que la profesión ha venido siendo invadida por personas ajenas al periodismo, que deforman su misión, porque su finalidad, en algunos de los casos,  solo buscan servirles a intereses que en nada tienen que ver con el bienestar común de la sociedad”, expresa.

Sin embargo, a pesar de esta gran libertad o apertura en los medios de comunicación a estos ciudadanos, es  muy reducido el número de  periodistas sometidos a la justicia por el delito de difamación e injuria, a pesar de las diversas de violaciones cometidas por esas personas, incluyendo algunos periodistas, pero pesa más la voluntad de proteger la libertad de expresión que el deseo de reprimirla.

Aunque recuerda que el año pasado hubo más de 60 casos de agresiones al ejercicio del periodismo en el país, pero éstas no fueron más graves por el rol desempeñado por el CDP y el SNTP en la defensa la libertad de prensa y expresión.

El Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), al celebrar el Día Internacional de la Libertad de Prensa, cree que estos intentos de limitar la libertad de prensa es menor a los límites imperceptibles por sus propietarios y sectores económicos para  impedir que los periodistas informen la realidad de los hechos a través de sus medios.

Aurelio Henríquez, reiteró que la única garantía para mantener la libertad de expresión de todos los ciudadanos y mantener una sociedad libre e informada, es garantizando la existencia de medios de comunicación pluralistas, libres e independientes.

El presidente del CDP considera que para lograr una amplia libertad de prensa es necesario una transformación social, en el que la sociedad civil organizada,  las organizaciones sociales, gubernamentales o no, las instituciones políticas, religiosas y el Estado se le levanten y exijan una mayor la libertad en los medios de comunicación, para que investiguen, reciban informaciones y la difundan por cualquier medios sin limitaciones,  respetando el derecho al honor y la honra da la persona.

Recuerda que la libertad de expresión es uno de nuestros más valiosos derechos fundamentales, considerado por la UNESCO como el principal derecho del hombre, constituyendo la base de las demás libertades del ser humano.

Reconoció los avances obtenidos en el país de las libertades públicas, donde en ocasiones hay exceso de libertad, llegando al punto de dañar el honor y las honras de personalidades, por comunicadores que desconocen su rol en la sociedad.

Considera que el Estado debe ser el garante para que los medios de comunicación recobren su libertad plena, cumplan con su rol de informar a los ciudadanos, derecho consagrado en la Constitución y al mismo tiempo, se fortalezca la libertad de prensa y el libre acceso a las fuentes informativas de los periodistas, base fundamental para un ejercicio del periodismo apegado a la realidad de los hechos.

Las libertades en los medios de comunicación contribuye a la transparencia en las sociedades democráticas, porque obliga a los gobernantes a rendir cuentas sus gobernados de todo cuanto hacen en sus funciones públicas y privada de carácter público, así contribuir a la transformación de la sociedad.

Califica de muy positivo el rápido crecimiento de los medios digitales, donde un mayor  número de periodistas utilizan estos medios para informar, educar y entretener a los ciudadanos, contribuyendo a informar a la sociedad sobre los hechos que ocurren en el menor tiempo,  y exhortó a los periodistas ser ente activo en la transformación de la sociedad a través de sus propios medios.

Henríquez reiteró que se hace necesario que el Congreso Nacional se aboque a conocer las leyes que tiendan a fortalecer las libertades de los medios y el Estado garantice que estos sean cada día más libres, pluralistas e independientes, para garantizar el derecho a la información clara, precisa y veraz a los ciudadanos.

Asimismo llamó a las escuelas de comunicación, que ante el exceso de información a través de los medios digitales, revisen su currículum, porque es tarea de las universidades formar periodistas con sentidos críticos y capacitados en periodismo, que investiguen y denuncien las irregularidades y violaciones a las leyes, porque es la única manera de mantener las libertades públicas en el país.

No hay comentarios

Deja un comentario...