Compartir
El arzobispo de Santiago, Ramón Benito de la Rosa Carpio. Archivo.

Pedro Jiménez

Redacción/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.-El arzobispo de esta ciudad Ramón Benito de la Rosa Carpio favoreció la modificación del Código Procesal Penal, al entender que como está actualmente, ¨podría estar contribuyendo con el  aumento de la criminalidad, especialmente los asesinatos de de mujeres¨, acción que también atribuyó al machismo que hay en la sociedad.

El arzobispo de Santiago, Ramón Benito de la Rosa Carpio. Archivo.

Monseñor de la Rosa Carpio manifestó que en la sociedad de Santiago, como en el resto del país, hay mucha violencia. “Los tantos crímenes contra  mujeres, forman parte de la cultura del machismo en nuestra sociedad”,, agregó.

Estimó necesario que se examinen  los patrones de conducta que conllevan a que tantos hombres la emprendan  contra las mujeres.

El arzobispo presidió una procesión que se inició frente a la Catedral Santiago Apóstol (en reparación), pasado las 7:00  de la mañana y concluyó en el Estado Cibao, donde millares de feligreses participaron de la eucaristía, con motivo del Día de Corpus Cristo, el jueves 23.

De la Rosa  Carpio  dijo que los jóvenes y viejos deben  ponerse en pie, a producir alimentos y no sentarse a en sus hogares  a esperar la muerte.

“No nos cansemos, no nos sentemos, aunque estemos viejos. No nos sentemos en las mecedoras a esperar la muerte, sino a ponernos de pie para producir pan”, indicó.

“Somos nosotros los hombres egoístas, los que tomamos el pan de los demás y Dios nos ha dicho que el pan debe ser para todos”, precisó.

Y dijo: “quiero que un día se me diga en Santiago, que nadie pasa hambre”.

Explicó que hay  que  acercarse a la mesa de la vida o mesa del altar. Dijo que Cristo es pan de vida y  quiere que éste  les llegue a todos.

“No nos cansemos, no nos sentemos, aunque estemos viejos. Pongámonos de pie para buscar el pan. Abuelos, ten pan para tus hijos y tus nietos. Empresarios, produzcan riquezas para darle pan a todo el mundo”, explicó de la Rosa Carpio.

Argumentó que bendito sea el mensaje de Cristo: “danos el pan de cada día, el pan del cuerpo y el pan del alma”.

“Nosotros somos una fuerza viva y Jesús nos dará la fortaleza”, precisó.

Exhortó a las personas a que vayan a los sagrarios para librarse de todas las cargas, sobretodo, a aquellos que se sienten agobiados. Indicó que no hay eucaristía donde no haya prodigios. Dijo que “estoy seguro de que Dios hizo maravillas en ustedes”.

Explicó que todos los asistentes llegarán con mucha paz y mucha alegría a sus hogares, “porque llegamos con Cristo y nos vamos con Cristo”.

“Bendito sea Cristo en nosotros. Jesús está vivo en nosotros”, repitió monseñor de la Rosa Carpio.

Informó que más de dos mil ministros de la Iglesia Católica les están llevando el mensaje de Cristo a los católicos de la Arquidiócesis de Santiago. También habló de la necesidad de proteger la vida de los seres humanos antes de nacer y la lucha a favor de la unidad de las familias.

Al acto religioso asistieron el alcalde de Santiago, Gilberto Serulle, el ex titular de esa dependencia, José Enrique Sued, el ex senador peledeísta, Francisco Domínguez Brito, el comandante de la Dirección Cibao Central de Policía, general Juan Ramón de la Cruz Martínez, miembros del Ejército Nacional y otras personalidades.

No hay comentarios

Deja un comentario...