Compartir

La Policía Nacional española rescató a un niño de nacionalidad marroquí que pretendía entrar a España oculto en la parte baja de un autobús de turistas. Los agentes se percataron de la presencia del menor, de 15 años, durante una inspección en el puesto fronterizo de Tarifa (Cádiz). El vehículo provenía de Tánger, situada al norte de Marruecos.

Según ha informado la institución en un comunicado, el pequeño solicitó ayuda porque había quedado atrapado y estaba desesperado por las altas temperaturas provocadas por el motor. Por tal motivo, fue necesario desmontar la parte inferior y varias piezas del bus para poder sacarlo con vida y garantizar su seguridad.

El hecho ocurrió este lunes y fue registrado en un video publicado por la Policía en Twitter. En las imágenes, los uniformados intentan tranquilizar al pequeño mientras buscan el lugar a través del cual habría ingresado al escondite para sacarlo por ahí. Al parecer, el menor se introdujo a través de un espacio cuando la amortiguación del bus estaba en su nivel más alto. “Sin embargo, al bajar dicho nivel, la posibilidad de salir se presentaba imposible, ya que el hueco utilizado era muy estrecho”, subraya la publicación.

Por tal motivo, fue necesario quitar una parte del pasillo interior de la cabina que daba directamente al lugar donde se hallaba el marroquí. Finalmente pudo ser rescatado y atendido de inmediato por miembros de la Cruz Roja.

Luego de recibir la asistencia necesaria fue trasladado a Algeciras (Andalucía) donde será puesto bajo custodia y protección.

Fuente de noticia

No hay comentarios