Compartir

Caribbean Digital

Fuentes: Agencia EFE/Periódico HOY

Quito, (EFE).- Una patrulla del Ejército de Ecuador destruyó un cultivo de más de tres hectáreas de coca en una zona selvática ubicada en la provincia amazónica de Sucumbíos, fronteriza con Colombia, se informó hoy.

El cultivo fue localizado a mediados de esta semana en el sector de Lorenzo, a unos 20 kilómetros de la población ecuatoriana de Puerto El Carmen, en las riberas del río Putumayo, que sirve de línea divisoria internacional, informó el diario El Universo. El general Fernando Proaño, comandante de la IV División del Ejército, quien dirigió la operación, al llegar al lugar ordenó arrancar las matas de coca e incinerarlas.

Cerca del lugar se localizó una vivienda de un ciudadano colombiano, quien aseguró que la plantación estaba en una isla en territorio de Colombia, versión que fue replicada por Proaño. “Aproximadamente existen 47 islas a lo largo del río Putumayo, existe un tratado que determina qué isla es ecuatoriana y cuál es colombiana. Nosotros estamos conscientes de que estamos en territorio ecuatoriano”, afirmó.

Una patrulla militar colombiana que vigilaba del otro lado del Putumayo corroboró la versión del militar ecuatoriano e intercambió información, como lo establecen los acuerdos bilaterales, señaló el diario El Universo.

Por otra parte, militares del Batallón “Galo Molina”, en la ciudad de Tulcán, capital de la provincia andina de Carchi y también fronteriza con Colombia, decomisaron 60,8 kilos de clorhidrato de cocaína escondidos en latas de conservas.

El alijo fue descubierto en siete cajas que contenían los enlatados y que eran transportadas en un autobús de pasajeros con destino a la localidad de Santa Bárbara, en la vecina provincia de Sucumbíos, informó el diario Expreso. Dos colombianos fueron detenidos por las autoridades ecuatorianas cuando intentaban retirar las cajas, aunque sus identidades no fueron reveladas.

El cargamento ilegal, según las autoridades de Carchi, tiene un valor calculado en 2 millones de dólares. EFE

No hay comentarios

Deja un comentario...