Compartir
Sede de la Policía en Santiago. Archivo.

Caribbean Digital

Cuatro personas fueron ejecutadas anoche y la madrugada de este domingo en los municipios de Altamira y Río San Juan, de las provincias de Puerto Plata y María Trinidad Sánchez, en dos hechos que la Policía presume guarda relación con asuntos  de drogas.

El Comando Policial en Santiago. Archivo.
El Comando Policial en Santiago. Archivo.

Las víctimas fueron identificadas como Gerson Orlando de la cruz (Gregory), de 22 años, Eduardo Fernando Peralta, de 24, Juan Carlos Parra Almonte de 20 años y Estarlyn Burgos de 25 años.

Los tres primeros fueron ejecutados por un hombre conocido como Ney en la localidad de Río Grande, de Altamira, de acuerdo a la Policía.

La uniformada sostiene que Ney se dedica a la venta de drogas en Río Grande y otras partes de Puerto Plata y que los tres jóvenes se presentaron cerca de las 2:00 de la madrugada de este domingo a cobrarle cuatro mil pesos que éste le adeudaba.

De acuerdo al informe, entre el victimario y las víctimas se originó una discusión porque éste se negó a pagar lo adeudado y que decidió ejecutarlos con un revólver y huyó.

Hoy un contingente policial, al mando del general Ramón Emilio Ciriaco Núñez, jefe de la Dirección Norte de esa institución con asiento en Puerto Plata, y el coronel Manuel Brito Quiroz, encargado de Investigaciones Criminales, rastrean la zona montañosa entre Altamira y la provincia de Santiago en busca de Ney.

Mientras que Estarlyn Burgos fue ejecutado por varios individuos que se desplazaban en una jeepeta en la carretera que une a Gaspar Hernández con Río San Juan.

De acuerdo a la versión policial, el occiso viajaba en un vehículo junto a un hermano suyo y su cuñada, cuando fueron interceptados por los individuos.

Los sobrevivientes contaron a la Policía que los hombres armados los desmontaron del vehículo y que les dijeron que no se asustaran, “que no es con ustedes el problema” y que de inmediato procedieron a ejecutar a Burgos de cinco disparos.

La Policía manifestó que hace una semana desconocidos ejecutaron a su compañero de andanza en San Francisco de Macorís. La hipótesis que maneja la uniformada es que Burgos y su compañero asesinado hace una semana le habrían dado un tumbe a un supuesto narco.

Listín Diario

No hay comentarios

Deja un comentario...