Compartir
Negaron rotundamente que se este vendiendo medicamentos falsificados.

Por. José A. Toribio

Especial/Caribbean Digital

Dueños de las famosas y tradicionales boticas populares de la ciudad de moca, negaron a las autoridades, que estén vendiendo medicamentos falsos a raíz de un descamiso de más de 1,300 cajas de medicamentos que realizara la Policía Nacional y el Ministerio de Salud Pública en  la carretera La Laguna, esta ciudad.

Negaron rotundamente que se este vendiendo medicamentos falsificados.
Negaron rotundamente que se este vendiendo medicamentos falsificados.

Negaron rotundamente que se este vendiendo medicamentos falsificados, puesto que ellos hacen revisación semanalmente de los productos para impedir que se venda a la población mocana y del país.

Manifestaron que la población mocana se siente altamente satisfecha con el servicio social que ofrecen los puestos de venta de medicina Lista B, porque en 30 años no se ha  conocido la primera queja referente a un daño a una persona que haya  ocasionado un medicamento comprado en uno de estos puntos.

“Esto es una rotunda mentira por parte de las autoridades de que aquí se este distribuyendo medicamentos falsos, lo único que vendemos son medicinas a bajos costos, y son muchas las gentes que se benefician de estos productos” dijo Argentina Cordero quien es dueña de un establecimiento en la calles 16 de agosto en moca.

Dijo que el único delito que se comete en estos establecimientos es ofértale medicina de calidad excelente y a bajos precios a los sectores pobres de este municipio y la región que acuden a ellos en busca de los medicamentos que le son receptadas por los médicos.

Además manifestó que las boticas populares se han convertido es una forma de vida y con ella le dan el sustento a decenas de personas que no tienen ocupación económica activa.

“Si de quitar estos establecimientos en esta ciudad, miles de pobres se morirán por faltas de medicamentos, yaqué en esto centros es la única esperanza de adquirir una medicina barata”, dijo Pedro González dueño de otro establecimiento.

Alega que en medio de esto, está el pueblo de Moca y visitantes de otras ciudades que no tienen otra alternativa que no sea tratar de comprar en las denominadas Listas B, los medicamentos que en una farmacia regular le son imposibles obtener, debido a los exorbitantes precios de los medicamentos que allí se expenden.

La población Mocana lo apoya

La comunidad mocana se siente satisfecha por la labor social que realizan en la población los puestos de venta de medicamentos, (las boticas populares), los que cumplen con todos los requisitos que exigen las autoridades, atendidos por técnicos especializados en la materia, con el interés de ofrecer un servicio de calidad para cumplir con las exigencias de la ciudadanía.

“Estos establecimientos son una bendiciones de Dios para el pueblo mocano, porque de no estar, creo que yo seria la primera muerta, yaqué los medicamentos que tengo no es son tan caros, pero aquí lo al quiero mas baratos que en las farmacias” dijo Sobeida Lizardo.

Dijo que la ciudad de Moca goza de tener el índice más bajo de mortalidad, porque  la población puede adquirir la medicina a bajos precios en estos puntos, recetada por los facultativos, para resolver sus problemas de salud con una inversión acorde con su realidad económica.

 

Datos a ofrecer hace 30 años

Hace más de 30 años que el señor Juan Espinal “Juan Medicina” instaló un pequeño negocio  de venta de medicamentos en la calle Corazón de Jesús, y desde entonces Moca se ha convertido en el pueblo número uno en venta de muestras médicas, situación que ha sido un dolor de cabeza para las autoridades de Salud Pública en distintos gobiernos.

Personas sin  preparación se han dado a la tarea de falsificar medicinas e instalar en patios de residencias laboratorios clandestinos.

Hoy día alrededor de RD$30 millones  mueven cada mes los  más de 120 puestos de venta de muestras médicas que operan en este municipio, convirtiéndose en un gran negocio para aquellos que se dedican al expendio de medicamentos.

No hay comentarios