Compartir
Caribbean Digital
Fuente: Caribbean Digital
Escrito por: Lisania Batista
SANTO DOMINGO.- Los hospitales del Gran Santo Domingo, seguían hasta la media mañana del primero de enero de 2012, recibiendo a lesionados, accidentados y personas con quemaduras provocadas por ácido del diablo y fuegos artificiales.

Sin embargo, el director del Hospital Darío Contreras, Héctor Quezada, y los encargados de las emergencias de los hospitales Luis Eduardo Aybar y del Francisco Moscoso Puello, aseguran que las emergencias han sido bajas en comparación con el año pasado, y muy por debajo de lo que ellos esperaban.

En el Hospital Darío Contreras se han recibido, desde la media noche del día primero, más de cien pacientes, la mayoría con lesiones leves por accidentes de tránsito, por violencia doméstica y riñas.

Mientras, en el Hospital Luis Eduardo Aybar, hasta las diez y media del primero de enero, habían atendido a 85 personas, incluido dos niños con quemaduras por fuegos artificiales y cuatro personas por ácido del diablo.

También en el Luis Eduardo Aybar se informó de dos muertos, incluido un raso del ejército. Uno de los muertos fue por una bala perdida y el otro en medio de un atraco. Asimismo, se registró una niña de diez años intoxicada por consumo de droga.

En tanto, en el Hospital Francisco Moscoso Puello han sido atendidos más de cien pacientes con heridas de armas blancas, de fuego, intoxicación alcohólica y en accidentes de tránsito.

No hay comentarios

Deja un comentario...