Compartir
Sacerdote polaco Wojciech Alberto Gil. Archivo

José Manuel Castillo

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, República Dominicana.- Dos menores y un adulto que viajaron el con sacerdote polaco Wojciech Alberto Gil, acusado de violación sexual en el distrito municipal de Juncalito, regresaron de Polonia, pero el cura prefirió permanecer en el país europeo, tras destaparse el escándalo de abuso a menores.

Sacerdote polaco Wojciech Alberto Gil. Archivo
Sacerdote polaco Wojciech Alberto Gil. Archivo

“El cura debió llegar al país el 28 de mayo, pero solamente llegaron los dos menores y otra persona adulta”, dijeron a Caribbean Digital moradores de Juncalito, asombrados por los acontecimientos.

Esta semana el Arzobispado de Santiago anunció la suspensión de sus funciones sacerdotales del presbítero polaco Wojciech Gil Alberto, quien es señalado de violar sexualmente a al menos 14 menores de edad, en la comunidad de Juncalito, del municipio de Jánico, en esta provincia.

“En el Arzobispado de Santiago  hemos recibido la comunicación del Superior de la Delegación del Caribe de los Padres Miguelitas, en nombre de la Congregación San Miguel Arcángel, en la que se nos comunica que el presbítero Wojciech Gil Alberto queda suspendido de sus funciones sacerdotales”, dice una comunicación del Arzobispado.

Asimismo, señala que el Arzobispado decidió aceptarla, según las normativas de la Iglesia, extendiéndola a la Arquidiócesis de Santiago y en todo el país.

No hay comentarios

Deja un comentario...