Compartir
Doña Rosa Gómez junto al ex presidente Hipólito Mejía.

Rose Mary Santana

MIAMI, Florida (Estados Unidos).-La ex primera dama de la República Dominicana Rosa Gómez de Mejía, consideró como “alarmante” los índices de violencia de género y feminicidios prevalecientes en el país caribeño, al tiempo que abogó para que se “eduque desde temprana edad en las escuelas y colegios para crear consciencia” sobre como prevenir el flagelo social.

Doña Rosa Gómez junto al ex presidente Hipólito Mejía.

“No podemos esperar a tener una población consciente sobre el maltrato, cuando no hemos aplicado metodologías educativas desde las primeras etapas de la vida escolar. Hay que enseñar a los niños desde pequeños lo que significa el respeto a la mujer y también a los demás”, dijo Rosa Gómez de Mejía.

Instó a la realización de lo que denominó “una gran jornada nacional” para detener el avance de la violencia en el país, donde luego se ejecuten las acciones previamente establecidas por diversos organismos en relación a violencia de género.

Entrevistada durante una breve visita la Florida, Gómez de Mejía sostuvo que aunque mayormente este problema afecta a las mujeres también hay que educar a los hombres.

Enfatizó “sobre los peligros de la violencia intrafamiliar y como ello afecta a la parte más importante de una sociedad, que es la familia y sin pasar por alto que en la mayoría de los casos esa violencia manifestada en los adultos, es producto de lo que han vivido en sus hogares desde pequeños”.

“Sin lugar a dudas que todos los sectores de la sociedad se deben involucrar en detener el auge de la violencia contra la mujer, haciendo mayores esfuerzos para su erradicación con la implementación de programas que sean eficaces en este sentido, es acción  inmediata la que se requiere en estos momentos” insistió la también educadora.

“Constituye una necesidad que se ejecuten las acciones previamente acordadas por las organizaciones que luchan para detener la violencia de género, ya que en muchos casos, las recomendaciones solo se quedan en el papel. Se hace mucha alharaca y poca acción” sobre el tema, insistió Doña Rosa Gómez de Mejía.

“Con mi experiencia, pude comprobar que también existen muchos hombres, especialmente en las zonas rurales, que se resisten a ver la manera en que su compañera se desarrolla en el plano laboral y ello en muchas ocasiones, por la falta de educación para entender el proceso, es motivo de cierta forma de violencia”, expresó.

Valoró los llamados “centros de acogida” que están siendo utilizados en el país para las mujeres que necesitan protección cuando son víctimas de violencia.

Trabajos sociales

Rosa Gómez de Mejía, ha trabajado durante varios años en programas sociales en sectores marginados en la República Dominicana, como Buenos Aires de Herrera, desde antes de convertirse en la Primera Dama, a través de los servicios sociales del Movimiento Familiar Cristiano, involucrando desde pequeños a sus hijos.

Es educadora, egresada de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, centrado en Orientación Estudiantil. En base a su trayectoria profesional y social ha sido galardonada por varios gobiernos extranjeros.

Recibió un doctorado honoris causa de la Universidad Católica Tecnológica del Cibao, así como la condecoración Gran Cruz de la Orden Isabel La Católica por el Rey Juan Carlos de España, entre otros reconocimientos nacionales e internacionales.

No hay comentarios

Deja un comentario...