Compartir
Un equipo de al menos 50 hombres se trasladó desde la sede central de la DNCD a esta ciudad para realizar la operación.

Servicios/Caribbean Digital

 

MOCA.La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) apresó la noche del viernes aquí a unas 30 personas durante una operación dirigida por el Ministerio Público en la que fueron ocupadas cientos de porciones de narcóticos, varias armas de fuego y objetos empleados para manipular estupefacientes.

Un equipo de al menos 50 hombres se trasladó desde la sede central de la DNCD a esta ciudad para realizar la operación.

La operación también abarcó las ciudades de La Vega y Salcedo, así como las comunidades de Licey y zonas periféricas de Santiago, como parte de varias acciones desplegadas por las autoridades a nivel nacional, las que procuran evitar la proliferación de la venta de sustancias prohibidas. Fueron desmantelados en presencia de fiscales al menos 25 puntos de venta de narcóticos y arrestados los individuos que presuntamente los dirigían.

Se trató, según la DNCD, de una acción sorpresiva que permitió detener a una gran cantidad de sujetos definidos por la agencia “reconocidos distribuidores de cocaína, marihuana y crack”, una buena parte de los cuales son reincidentes, violadores de la ley 50-88, sobre drogas y sustancias controladas.

Se trata de la segunda operación masiva realizada por la DNCD en las últimas horas a los fines de mantener “a raya” a los individuos que se dedican al trasiego de estupefacientes. La penúltima actividad similar fue realizada hace tres días en los sectores capitalinos de Capotillo, los Guándules y Mejoramiento social, recordó la DNCD.

Un equipo dirigido por los jefes Nacional de Operaciones y de la División Central de la DNCD se trasladó a esta ciudad para unir fuerzas con los miembros de la División Regional Norte, con asiento en Santiago, y de la Inspectoría local, para ejecutar la operación masiva que permitió sacar de circulación al citado grupo de individuos que mantenían en zozobra a  los moradores de diferentes barrios periféricos locales.

“Fue una operación sorpresa encabezada, como establece la ley, por el Magistrado Aníbal Carela y otros fiscales adjuntos, quienes se encargaron de canalizar las ordenes de allanamientos ante la instancia correspondiente”, dijo el coronel Roberto Abreu Peña, Director de Operaciones de la DNCD.

Indicó que los detenidos están bajo interrogatorio y que en las próximas horas serán entregados al Ministerio Publico para el formal sometimiento a la justicia. Se estableció que algunos de los arrestados son reincidentes violadores de la Ley 50-88, condición que permitiría a los jueces de atención permanentes dictarles medidas de coerción.

Un equipo de al menos 50 hombres se trasladó desde la sede central de la DNCD a esta ciudad para realizar la operación encabezada por Abreu Pena, cumpliendo instrucciones del mayor general Rolando Rosado Mateo, presidente de la DNCD, quien destacó la necesidad de darle seguimiento a casos de microtráfico “con la misma intensidad y fuerza con la que seguimos a las grandes estructuras que procuran utilizar el país como puente para llevar narcóticos a otros destinos”.

Antes de las instrucciones, la DNCD hizo los levantamientos correspondientes e identificó a los supuestos distribuidores de cocaína, marihuana y crack, informe que fue entregado a los fiscales de estas jurisdicciones para canalizar las órdenes de allanamientos correspondientes como prevé la legislación vigente. Todos los detenidos que fueron sorprendidos en flagrancia serán puestos a disposición de la justicia.

No hay comentarios