Compartir
Integrantes de la banda.

Pedro Jiménez

Especial/Caribbean Digital

Hay muchas quejas sobre trabajo de algunos representantes del Ministerio Público asignados a la Policía Nacional en Santiago.

SANTIAGO, República Dominicana.-Un sabor amargo ha dejado en la ciudadanía de Santiago la decisión de la fiscal adjunto, asignada al Departameto de Falsificaciones de la Policía Nacional en esta ciudad, licenciada Liliana Guillén, de disponer la libertad ¨pura y simple¨ de cuatro personas a quienes los agentes policiales les ocuparon en su poder 100 mil pesos y 200 dólares falsos.

Integrantes de la banda.

 

Pese a que los policias de Falsificación apresaron a Orlando de Oleo Pérez (Mayimbú), Odalis Grullón Grullón, Santo Romelín Valenzuela Sosa y Anyelina de Jesús Cruz Abreu, con edades de entre 35 y 31 años, residentes en Santo Domingo y Santiago, con el dinero falso en su poder, la magistrada Guillén consideró ¨que eso no era suficiente para mantenerlos en prisión¨ y delante del propio comandante del departamento ordenó su libertad.

 

Se conoció que no es la primera decisión en contra de una correcta actuación policial que la referida fiscal adjunto adopta, por lo que se considera que con su actitud  ¨echa por el suelo¨ el trabajo policial.

El grupo fue apresado mientras transitaba por la avenida 27 de Febrero, de esta ciudad, con perfil sospechoso a bordo del jeep Suzuki Vitara, placa G-085297.En total la Policía y el Ministerio Público les ocupó la cantidad  de 40 billetes de dos mil pesos, dos billetes de 500 dominicanos y dos de 100 dólares norteamericanos falsos.

Los propios detenidos afirmaron en los interrogatorios que el dinero es distribuido por un tal ¨Fello¨, quien todavía es perseguido por la Policía Nacional. Los cuatro liberados por la fiscal adjunto Lilian Guillen tienen siete, cuatro y dos fichas, respectivamente por falsificación de dinero dominicano y norteamericano.

OTRAS QUEJAS

Así mismo, otras quejas y disgustos han sido externadas contra los fiscales adjuntos asignados al Departamento de Crímenes y Delitos contra la Propiedad (Robo) de la Policía Nacional de esta ciudad por personas que acuden en busca de algún servicio o poner una querella o una denuncia.

Las principales quejas han sido con la coordinadora del Ministerio Público en el referido departamento, licenciada María Almonte, y el fiscal adjunto José Polanco, este último ha expresado en varias ocasiones que no le concede una orden de prisión a nadie.

De acuerdo a las denuncias, la fiscal adjunto Almonte dilata y da larga al otorgamiento de las solicitudes de ordenes de allanamiento hasta a los propios agentes del departamento de Robos, lo que impide que delincuentes sean apresados y sometidos a la justicia.

Se conoció que en el referido departamento hay muchos escollos para que el personal policial realice un trabajo efectivo en contra de la delincuencia en esta ciudad de Santiago. Inclusive, se supo que la secretaria de esa área investigativa trata muy mal a las personas que van a colocar querellas o hacer alguna denuncia de robos.

Mientras que el fiscal adjunto de servicio en el mismo departamento policial, José Polanco, según las denuncias, también ha mostrado un comportamiento inadecuado, y en varias ocasiones de manera arrogante ha expresado que ¨no otorga una orden de prisión a nadie¨.

No hay comentarios

Deja un comentario...