Compartir

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO./ El presidente del Consejo Nacional de Disciplina del Partido Revolucionario Dominicano, diputado Rafael Vásquez, dijo este lunes que esa instancia se mantiene a la espera de la deliberación de la Comisión de Control, que preside Julio Maríñez, para conocer de los sometimientos que hizo ayer el Comité Ejecutivo Nacional, CEN,  sobre las personas del pasado candidato presidencial, Hipólito Mejía, y de Orlando Jorge Mera y Geanilda Vásquez, secretario general y de organización de ese partido.

                Expresó que las decisiones adoptadas ayer en el CEN, encabezado por su presidente, Miguel Vargas, tuvo el cuidado de enmarcar su actuación en las disposiciones de los Estatutos Generales del PRD y en la Ley Electoral.

Expuso Vásquez que establecido rigurosamente el cuorum con un 68% de la matrícula del organismo, sus decisiones fueron institucionales y legales, ya que el literal g) del articulo 31 de los Estatuitos del PRD le confiere al CEN potestad para “conocer, discutir, y aprobar o rechazar las resoluciones adoptadas por la Comisión Política.

“Obsérvese que el CEN tuvo el cuidado de no suspender a los compañeros Jorge Mera y Vásquez, pues se trata de autoridades elegidas por la Convención Nacional y cualquier medida que que los afecte tiene que respetar ese hecho, situación que por igual ocurre con el presidente del partido, Miguel Vargas, cuya elección fue refrendada además por el 97% de los electores de la XXVII Convención Ordinaria, primera fase”, precisó Vásquez.

En el caso de la destitución de Andrés Bautista, es una medida correcta, debido a que incurrió en la gravísima violación de usurpar las funciones del presidente titular del partido, Miguel Vargas. “El artículo 56 de nuestros estatutos no deja lugar a interpretación, pues tajante al señalar que el presidente en funciones tiene por atribuciones suplirlas ausencias temporales del presidente titular, pero ocurre que él se presentó el 1 de junio en una reunión defectuosa e ilegal en su convocatoria y en su realización, en la que suplantó al Presidente”.

 

            Ve doble moral

Vásquez consideró que el pasado candidato presidencial perredeísta incurre en una postura de doble moral política, al afirmar que el presidente electo, Danilo Medina,  es ilegítimo pero al mismo tiempo le envía a quien fuera su jefe de campaña, compañero César Cedeño, a negociar en secreto.

Explicó que ese es el tipo de actuaciones de quienes han estado adversando a Miguel Vargas y advirtió que el PRD no puede seguir girando en función de las ambiciones grupales de gente como Mejía, quien en el año 2000 destituyó al entonces presidente del PRD, Emmanuel Esquea Guerrero, para sustituirlo por Hatuey Decamps, en el 2004 destituyó a Hatuey Decamps y ahora pretende destituir al compañero Miguel Vargas, aunque puntualizó esta vez se equivocó.

“La institucionalidad de un partido no puede estar bailando al son de las ambiciones de ningún hombrer ni ningún grupo, llámese Hipólito o PPH, llámese Proyecto República Dominicana o llámese como se llame”, subrayó,

Explicó que la actitud retaliadora del equipo de campaña de Mejía no tienen justificación alguna, ellos tenían ganadas las elecciones y las perdieron por sus frecuentes errores, siendo el más grande de ellos la toprpeza con que manejaron sus relaciones con Miguel Vargas, incluso cuando en la casa de su hermano Tony Rivera nuestro equipo le propuso un acuerdo que rechazaron de plano y prefirieron satanizar.

Lo único que salió de aquellas reuniones fue la petición del compañero Mejía de que le quitaran a Virgilio Bello Rosa como delegado en la JCE, porque estaba junto a Miguel, y le pusieran a su pupilo Salvador Ramos.

Vásquez dijo que la dirección del partido mantiene los brazos abiertos hacia todos los sectores y dirigentes, con la única condición del respeto estricto a la institucionalidad del partido.

No hay comentarios