Compartir
Rubén Luna.

Servicios/Caribbean Digital

NUEVA YORK.- El Diputado de ultramar por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) Rubén Luna pidió al ex presidente de la República Hipólito Mejía y al presidente de ese partido, Miguel Vargas Maldonado, deponer actitudes extremistas y reunirse lo más pronto posible para que quede definitivamente resuelta la actual crisis por la que atraviesa esa organización política y así llevar tranquilidad a toda la familia perredeista y al país.

Rubén Luna.

Rubén Luna dijo que ya ha sido mucho el daño que ha causado a la paz del país la crisis post electoral por la que pasa el PRD y que es hora de que los dos principales líderes del partido blanco depongan sus acciones intransigentes y den paso a una armoniosa unidad de todos los miembros de esa organización.

Luna saludó las distintas gestiones que en la búsqueda de unidad han realizado algunos actores políticos del país tanto desde dentro como fuera del PRD, y dijo estar completamente de acuerdo con la propuesta hecha por el ex candidato vicepresidencial, Luis Abinader, para que sea Monseñor Agripino Núñez Collado quien medie en la solución definitiva de la actual crisis interna del partido blanco.

Señaló que es un legislador del PRD y que no está ni a favor ni en contra de ninguno de las facciones políticas que se disputan el control de ese partido, sino que su único deseo es que las cosas vuelvan a su nivel y que la unidad absoluta reine nuevamente dentro de la organización.

“Yo les pido a mis queridos amigos Hipólito Mejía y Miguel Vargas Maldonado que dejen a un lado las actitudes extremistas, que piensen en el futuro del PRD, que se reúnan lo más pronto posible y que dejen resuelta esta crisis para la tranquilidad del país y de toda la familia perredeista, exclamó el diputado de ultramar Rubén Luna.

Sostuvo que solo el ex presidente Mejía y Miguel Vargas son los únicos que pueden terminar con esta crisis para que retorne la paz dentro del PRD y que si no lo hacen serán también los únicos responsables de que se produzca otra división del partido blanco que provocaría un debilitamiento de su fuerza política para la búsqueda del poder en elecciones venideras.

El legislador perredeista hizo este llamado a la unidad durante su participación en un encuentro con dominicanos y dominicanas residentes en el condado de Manhattan, donde se trataron temas relativos a su agenda como diputado para beneficiar a la diáspora criolla.

No hay comentarios

Deja un comentario...