Compartir
Padre Regino Martínez. Archivo.

Padre Regino Martínez

Especial/Caribbean Digital

DAJABON, República Dominicana./ Quiero compartir con uds. el presente artículo, haciendo una  reflexión acerca del panorama general que presenta  el contexto y  situación de la República de Haití, con la cual compartimos este terruño de un chin más o menos de 76 mil km², Afectado por el sismo, el còlera y el tsunami desintitucional.

Padre Regino Martínez. Archivo.

Estuve, junto a una numerosa representación de las oficinas del SJRM del Caribe y Latinoamérica,  en Puerto Príncipe, Haití, desde el día 24 al 29 de marzo en un encuentro cuyo tema trató “El flujo Migratorio  del Caribe”.

Las personalidades de los diferente países, tales como Jamaica, Canadá, México Colombia, Haití, Puerto Rico, Trinidad y Tobago, Venezuela  y la República Dominicana allí reunidas, hablamos sobre los tipos y modalidades que se presentan  en el Caribe  frente a los dominicanos  y haitianos,  y de otras islas pequeñas,  en cuanto al  flujo por todo el Continente.

Una de las conclusiones a la que arribamos fue hacer un llamado  a los Gobiernos de la región para que respeten  a los Migrantes, puesto que migrar es un derecho humano   ya sea en condición legal o ilegal  nunca  lo pierde.

Le hicimos un llamado  a los Gobiernos  para que inicien un proceso  de regularización  de migrantes,  con la finalidad de hacer la persona  menos vulnerable   cuando está legalmente  en el país.  Esta realidad, no  es negligencia  del y/o la migrantes, sino porque no tiene  la condición económica.

Esta condición, el alto precio de la documentación, desde donde salen los migrantes es, muchas veces, la expresión a manifestar su desinterés   en la no adopción de reglamentos y  medidas  que fortalezcan  la institucionalidad, ofreciéndoles facilidades  a los trabajadores extranjeros sus documentos migratorios.

Entonces, tanto el emisor  así como el receptor, creemos,  los dos países que compartimos la isla tenemos que hacer un  esfuerzo  racional por regular  la presencia  y la movilización  de los inmigrantes  donde quiera la ciudad que residan, ya en dominicana como en cualquier lugar  de Latinoamérica y el Caribe.

No hay comentarios

Deja un comentario...