Compartir
¿Sabía que el republicano Mitt Romney podría ser electo presidente y el vicepresidente podría ser el demócrata Joe Biden? Entérese de lo que es raro en estos comicios. Fuente externa.
Caribbean Digital
Escrito por: BBC MUNDO

Todos hemos escuchado las propuestas de los candidatos a la presidencia de Estados Unidos, pero ¿qué pasa con las otras preguntas?

¿Sabía que el republicano Mitt Romney podría ser electo presidente y el vicepresidente podría ser el demócrata Joe Biden? Entérese de lo que es raro en estos comicios. Fuente externa.

Como por ejemplo, ¿Por qué ese golpecito que Obama hace con el pulgar? O ¿Por qué los títulos de ‘señor presidente’ se quedan de por vida?

Examinamos algunas curiosidades de la política y la elección.

¿Por qué las elecciones son siempre en martes? A pesar de que los electores estadounidenses no son de los más maduros y la mitad de los abstencionistas alegan que están muy ocupados para votar, todos los intentos por cambiar el día de elecciones a un fin de semana han fracasado.

En 1845 fue escogido el martes después del primer lunes de noviembre como el día de elecciones.

En la mitad del siglo XIX, Estados Unidos era una nación netamente agraria. Para los trabajadores del campo tomaba demasiado tiempo montarse en su carreta y sus caballos para buscar el centro de votación más cercano.

Los sábados eran días de trabajo, el domingo estaba fuera de discusión para hacer cualquier viaje, y el miércoles era día de mercado. Así que casi por descarte quedaban los martes.

Mejor no usar lentes de sol. ¿Algo extraño en esta fotografía? Efectivamente es chocante ver al vicepresidente Joe Biden usando lentes de sol en medio de la campaña electoral.

Los políticos casi nunca son fotografiados con gafas oscuras, sobre todo en época de elecciones, incluso si están en su tiempo libre.

Obama juega golf con unos lentes claros, y en verano, Mitt Romney fue fotografiado en una moto de agua en un lago de Nueva Hampshire con los ojos descubiertos, detrás de su esposa Ann, que sí estaba usando lentes de sol.

Si los ojos de una persona se esconden, la gente confiará menos en ella, dice Parker Geiger, un consultor de imagen de Atlanta.

“No hay sensación de individuo”, dice, “sin contacto visual es difícil construir la confianza. Los lentes de sol crean una barrera entre usted y otra persona. Dicen que los ojos son el reflejo del alma, así que si no se pueden ver los ojos, ¿cómo poder confiar?”

En Nevada usted puede votar por “ninguno de los anteriores”. ¿No le gustan las cosas de la vitrina? Bueno, pues no tiene que comprar.

El estado de Nevada permite a los electores marcar “Ninguno de esos candidatos” en la boleta electoral.

La opción existe en el tarjetón desde 1976 y son muchísimos los electores que la usan.

En 2010, tras una campaña particularmente ruda por una silla en el Senado, 2,25% de los votantes seleccionó “Ninguno” en lugar de escoger al demócrata Harry Reid o a la republicana Sharon Angle. Ganó Reid.

El golpe de pulgar de Obama. En los tres debates presidenciales estuvieron presentes Romney, Obama y…el pulgar de Obama.

En los debates, el presidente frecuentemente empuñó su mano, con su pulgar sobre su mano cerrada para enfatizar su punto.

Este gesto, que podría parecer poco natural en la comunicación común y corriente, fue probablemente enseñada a Obama para para que luciera muy fuerte, dice la experta en lenguaje corporal, Patti Wood.

“Es un arma simbólica”, dice Wood, autora del libro Span: Making the Most of First Impressions, Body Language, and Charisma.

“Los oradores son entrenados para lucir fuertes y poderosos y captar la atención de su audiencia. En un discurso político deben lucir vigorosos”.

Y en el nivel del subconsciente, tiene una interpretación fálica, dice. “Es muy sexual y masculino. Los hombres sacan el pulgar para indicar que “Yo soy el hombre”.

Trabajos que dejan títulos de por vida. Mitt Romney fue gobernador de Massachussets por cuatro años y dejó la oficina hace casi seis. Pero todavía se conoce como “gobernador”, como si fuera un título nobiliario más que un cargo de función pública.

EE.UU. sólo tiene un presidente a la vez, pero Bill Clinton y George W. Bush son todavía llamados presidente Clinton y presidente Bush, incluso cuando en la misma frase aparece Obama.

Y durante la campaña republicana, la gente se refería a Newt Gingricht como “Señor presidente del Congreso”, aún cuando había dejado de ocupar el cargo 14 años atrás.

Así suene extraño escuchar “presidentes Clinton y Obama” de boca de un periódico, es algo aceptado, tradicional y apropiado, dice Daniel Post Senning, vocero del Emily Post Institute, autoridad en etiqueta y protocolo.

“Realmente muestra la buena estima que sentimos por esos cargosen en una democracia son tan importantes que se convierte en un título profesional”, asegura.

“Al igual que cuando un doctor se retira. Han invertido tanto tiempo en su identidad profesional que muchos conservan el uso del título”.

El perdedor de las elecciones puede ganar la Casa Blanca. Cuatro veces en la historia estadounidense el candidato con menos votos ha ganado la presidencia.

Esto es debido a que el ganador de la elección necesita capturar la mayoría de los votos del colegio electoral y no el voto popular.

La elección presidencial en EE.UU. es en efecto, una elección de 51 concursos separados (50 estados y Washington DC), dando como ganador al que obtenga 270 votos.

En el año 2000, George Bush ganó medio millón de votos menos que Al Gore pero como obtuvo 271 votos electorales, ganó la presidencia.

Un escenario previsto por analistas, es que Barak Obama podría salir triunfador en los votos electorales, mientras Romney podría ganar en el voto popular gracias a la simpatía que genera en estados con mucha población como Texas y Georgia.

Romney puede ser presidente y Biden vicepresidente. La política estadounidense ha estado muy polarizada desde hace más de un siglo, según varios analistas. Pero ahora podría estarlo aún más ya que Romney podría llegar a ser presidente y Biden reelegido vicepresidente.

De acuerdo a la Constitución de Estados Unidos, si el colegio electoral termina en empate, la elección sería definida por los 435 miembros de la Cámara de Representantes. Al estar controlada por el Partido Republicano, no cabe duda de que su decisión sería darle la presidencia a Romney.

Pero la misma cláusula otorga la facultad de escoger el vicepresidente al Senado, liderado por los demócratas.

¿Por qué la obsesión de ser informal? A Obama y a Romney se les escucha frecuentemente referirse a la gente como folks, que equivaldría en un lenguaje coloquial latinoamericano, a “cuate”, “amigo”, “pana”, “camarada” o “hermano”.

Es un modismo poco común en su entorno socio-económico y cultural, proviene del sur del país, de un sector de la población poco pretencioso.

La palabra folks se refiere a “gente”, pero de una manera más cálida, dice Grant Barrett, editor del Oxford Dictionary of American Political Slang.

Sólo un tercio de Estados Unidos importa. El 6 de noviembre la elección será determinada por menos de un tercio de los estadounidenses. La mayoría de los estados, incluyendo cuatro de los cinco más poblados, son muy sólidos en su apoyo a republicanos y demócratas, al punto que los candidatos no se molestan en hacer campaña allí.

En cambio, cada parte se pelea por obtener el apoyo de los estados indecisos, donde vive el 30% de los votantes. Para el 70% restante, que vive en California, Texas, Georgia, Nueva York, Illinois, y los 35 estados asegurados, sus votos cuentan en el total del colegio electoral, pero no son decisivos en la elección.

No hay comentarios

Deja un comentario...