Juan Carlos Pérez. Archivo
Por Domingo Hernández
Los últimos dos partidos de las Aguilas Cibaeñas -el de ayer fue suspendido ante los  Toros-, han dejado buena impresión entre la fanaticada del conjunto local.
                      En ambas ocasiones, primero frente a los Gigantes el pasado sábado, en San Francisco de Macorís, el cual ganaron en entradas extras 8-7, y luego contra  las Estrellas, en el Estadio Cibao, en el que se impusieron 7-1, la ofensiva aguilucha se ha dejado sentir, ha experimentado un despertar.
                      De hecho, este, la ofensiva, había sido el punto más débil del conjunto amarillo, en al menos cinco de sus últimos siete juegos, en los cuales no había anotado más de dos carreras por partido.
                      La situación no deja de  preocupar a los fanáticos de los 21 veces campeones nacionales, en razón de que resulta prácticamente imposible ganar sin producir carreras.
Los veteranos…
                      Las críticas han llovido  sobre el dirigente, el boricua Lino Rivera, pues muchos han atribuido ese descenso ofensivo, a la entrada a juego de algunos veteranos, lo que motivó que varios muchachos jóvenes, que comenzaron a jugar temprano y que, de algún modo u otro, habían hecho sus aportes en el renglón ofensivo, fueran sentados para dar espacios a esos experimentados jugadores.
                      En ese orden, hay que citar los nombres de figuras como:Juan Carlos Pérez, capitán del conjunto,  y Danny Santana,  por sólo citar dos.
                      Ocurre, no obstante, que para que esos jugadores puedan lograr alcanzar su plenitud de forma, deben de hacerlo jugando, agotar un proceso en el terreno de juego, ya que de otra manera le será difícil lograrlo. Se habla, incluso,  de la posibilidad de enviarlos a la Liga Paralela. No obstante, la paralela no tiene el mismo nivel.
                      De ahí el que lo ideal, lo más acertado es mantenerlos en juego  y ya sobre la marcha irán logrando su mejor forma, aún a costa de que se corra el riesgo de perder algunos que otros partidos por su falta de producción. Empero,  hay que recordar que se trata de peloteros de esta liga, acostumbrados a rendir en ella y que tan pronto logren retomar su plenitud de forma, sus bates comenzarán a despertar.Incluso, es oportuno recordar que con ellos se ganó el año pasado el tan anhelado campeonato número 21.
                      Así las cosas, aún cuando este mes de noviembre es crucial para lograr alcanzar el próximo paso, que es el de la clasificación a los playoffs, sería prudente tener un poco más  de paciencia con esos veteranos, y darle su tiempo, para que comiencen a hacerse sentir. Por fortuna, el equipo está en muy buena posición todavía (ahora está sólo en el segundo lugar  con 10-8, apenas a uno y medio del primero) pese a la recién negativa racha de cuatro derrotas sufridas de manera consecutiva.
Habría que ver, empero, si estas dos últimas victorias pueden servir de estímulo para que las Aguilas logren su despegue definitivo  y puedan ser consistente en el renglón bateo y en la producción de carreras. ESQUINITAS: Manny Machado y Bryce Harper, siguen centrando toda la atención en el mercado de agentes libres.En  las reuniones de Gerentes generales, que acaban de iniciar, son muchas las interrogantes que se ciernen sobre ambas estrellas, respecto a cómo se desarrollará su mercado. ¿Qué equipo se quedará con Machado, cuál buscará a Harper o, quién se quedará con los dos…? Filis de Filadelfia y Medias Blancas de Chicago figuran entre los equipos que más interés han mostrado en firmar a ambos. Los Yankees, en tanto, supuestamente sólo quieren a Machado. Hay que esperar. ..PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: Diomedes –Guayubín- Olivo, tiene la marca de más victorias en la pelota dominicana, con un total de 86, y la de mayor cantidad de ponches, con   742. Para muchos, los dos récord  serán difíciles de romper. !Suena la campana! !Climmp!

Deja un comentario...