Compartir
Diputado Rubén Luna.

Servicios/Caribbean Digital

 

NUEVA YORK.- El diputado de ultramar por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Rubén Luna Martínez, y el presidente de la Seccional de esa organización en la ciudad de Nueva York, Fidel Casilla, desmintieron categóricamente la acusación hecha por miembros de la Comisión Ejecutiva de esa Seccional, en el sentido de que ellos abrían confiscado la suma de U$20 mil dólares que supuestamente les entregó el presidente del PRD, Miguel Vargas Maldonado, para saldar una deuda acumulada por el alquiler del local que utiliza ese partido en esta ciudad.

Diputado Rubén Luna.

 

     Rubén Luna Martínez, quien es diputado por la Comunidad Dominicana en el Exterior, aclaró que en ningún momento ni él ni Fidel Casilla han recibido un solo centavo de parte de Miguel Vargas Maldonado para saldar la deuda que por concepto de alquiler de un local tiene la Seccional del PRD en Nueva York.

     El legislador dijo que por el contrario, él mismo se ha ofrecido de manera voluntaria y desinteresada, para aportar de sus recursos personales y ayudar a saldar dicha deuda.

     Lamentó que esos dirigentes de la Comisión Ejecutiva de la Seccional del PRD, en Nueva York, a quienes dijo estimar mucho, hayan hecho esa acusación, que entiende es muy grave, porque se está atentando contra su moral y la de un dirigente como Fidel Casilla, a quien definió como una persona seria y honesta.

     Luna también desmintió de forma categórica que conjuntamente con el presidente del partido, Miguel Vargas Maldonado, se esté urdiendo un plan para alquilar otro local en Nueva York, donde él y Casilla, supuestamente tendrían el control del mismo, de lo que también han sido acusados por algunos miembros de la Comisión Ejecutiva de esa Seccional.

     El diputado perredeista comunicó que se ha reunido en varias ocasiones con Miguel Vargas Maldonado y han hablado del asunto, pero que no se ha llegado a ninguna conclusión al respecto, y opinó que solo el presidente del PRD, refiriéndose a Vargas Maldonado, tiene la última palabra en cuando a lo que hay que hacer con el referido local y la deuda que tiene acumulada.

     Añadió que ni él, ni Casilla, ni Julio Estévez, quien es el Secretario de Organización, pueden ser expulsados del PRD, porque a ellos se les está acusando de algo “que es una gran mentira”.

     Por su lado, el presidente de esa Seccional, Fidel Casilla, también desmintió haber recibido dinero alguno para saldar la referida deuda, y definió esa acusación como “un plan macabro para desacreditar su persona y la del diputado Luna.

     Sostuvo que él, más que nadie, ha estado preocupado por el problema y que ha hecho ingentes esfuerzos porque la situación del local sea resuelta.

     El pasado lunes, un grupo de dirigentes pertenecientes a la Comisión Ejecutiva de la Seccional del partido blanco aquí, propuso que tanto el diputado Rubén Luna como Fidel Casilla y Julio Estevez, fueran expulsados del PRD por estos haberse supuestamente confabulado para quedarse con unos US$20 mil dólares, que según el grupo, Miguel Vargas Maldonado, habría entregado para saldar una deuda del local que ocupan en Nueva York.   

     Este grupo acusó también a Luna y Casilla de haberse confabulado con Miguel Vargas para que supuestamente esa Seccional se vea obligada a desocupar el local, para de esa manera, alquilar una oficina donde ellos puedan controlar el acceso, como ocurre en la República Dominicana, donde el grupo de Miguel mantiene el control absoluto del local del PRD.

 

Los miembros de la Comisión Política de esa Seccional han dicho que la actuación de Rubén Luna y Fidel Casilla obedece a un acto de venganza porque fue impedida la entrada de Miguel Vargas y Peggy Cabral al local del PRD la última vez que estuvieron en Nueva York.

En esa ocasión, un grupo de dirigentes provocó la suspensión de una reunión que sostendría Vargas en el citado local, ubicado en la Décima Avenida y la calle 207, en el Alto Manhattan.

 

    Según informes, la deuda del local de esa Seccional perredeista, sumada con el pago de los servicios, como electricidad, agua y teléfono, entre otros, asciende a unos 76 mil dólares.

    El desmentido de la acusación, fue hecho conjuntamente por el diputado Rubén Luna y el dirigente Fidel Casilla, presidente de esa Seccional, a través de una nota de prensa emitida por la Oficina Política del legislador perredeista.  

No hay comentarios

Deja un comentario...