Compartir
La presidente de Cementos Cibao, Denisse Rodríguez de Fernández, el doctor Pedro Antonio Valdez, junto a las autoridades educativas de Jarabacoa, develizan la tarja que designa la escuela de la comunidad de Crucero con el nombre de la profesora Rosa Elvira Araujo Ortiz, madre de la empresaria.

Redacción/Caribbean Digital

Doña Araujo Ortiz era la madre de la presidente de Cementos Cibao, Denisse Rodríguez de Fernández.

JARABACOA, RD./ La Junta Distrital de Buena Vista, con el aval del Ministerio de Educación, designó este sábado con el nombre de la profesora Rosa Elvira Araujo Ortiz, la escuela primaria de la comunidad de Crucero, en reconocimiento altrabajo, dedicación y abnegación de la fenecida educadora.

La presidente de Cementos Cibao, Denisse Rodríguez de Fernández, el doctor Pedro Antonio Valdez, junto a las autoridades educativas de Jarabacoa, develizan la tarja que designa la escuela de la comunidad de Crucero con el nombre de la profesora Rosa Elvira Araujo Ortiz, madre de la empresaria.

El acto solemne contó con la empresaria Denisse Rodríguez de Fernández, presidente de Cementos Cibao, hija única de la profesora Araujo Ortiz, la alcaldesa de Jarabacoa, Piedad Quezada de Domínguez, el director de la Junta Distrital, Joselyn Díaz, así como estudiantes, autoridades educativas, ex alumnos y familiares de la homenajeada.

La presidente de Cementos Cibao, Denisse Rodríguez de Fernández, el doctor Pedro Antonio Valdez, la alcaldesa Piedad Quezada, y el director del distrito de Buena Vista, Joselyn Díaz, encabezan la mesa de honor.

Rodríguez de Fernández, al pronunciar un discurso en la actividad, se comprometió a continuar el legado de su madre y de sus ancestros, de contribuir en la formación y el desarrolló social y humano de los niños y jóvenes de esta comunidad.

Asistentes a la actividad.

“Mi madre, con su espíritu cargado de pasión por el crecimiento y desarrollo comunitario y la formación integral, especialmente de los niños y jóvenes de su pueblo natal, dedico alrededor de tres décadas a los trabajos de formación académica, moral y religiosa”, dijo.

Recordó que el esfuerzo y disposición de su abuelo, don Francisco, por asegurar y garantizar la educación de sus hijos, que traspasaban los límites familiares, fue el génesis para contribuir la personalidad y el oficio de educadora de su progenitora.

Las palabras de bienvenida las pronunció el doctor Pedro Antonio Delgado Valdez, uno de los propulsores para que la escuela de Crucero llevara el nombre de la educadora de generaciones, quien mostró satisfacción porque entiende que se hizo justicia con este homenaje.

“Doña Elvira se entregó por entero a la comunidad y hoy muchos son profesionales brillantes porque ella le dio el pan de la enseñanza”, apuntó el doctor Delgado Valdez, oriundo de esta localidad y director del hospital Marcelino Vélez Santana, en la capital.

Una placa con la resolución, número 001-2011, fue entregada a la hija de Rosa Elvira, por el director distrital Joselyn Díaz y los                   vocales,  con la que designaron el nombre de la educadora a la escuela de Crucero.

Asimismo, hizo entrega de un reconocimiento el Comité Organizador del 150 aniversario del Ayuntamiento de Jarabacoa.

El director del Distrito Escolar, Andrés Faña, resaltó el homenaje  a la profesora Rosa Elvira Araujo Ortiz, por su trabajo tesonero a favor de la educación de toda una generación de esta comunidad.

Al final del acto fue develizada una tarja con el nombre de Rosa Elvira Araujo Ortiz, a la escuela de Crucero, donada por el doctor Delgado Valdez.

No hay comentarios

Deja un comentario...