Domingo Hernández. Archivo
Por Domingo Hernández
Aguilas y Gigantes han seguido un proceso algo parecido dentro del presente torneo de Béisbol Otoño-invernal.
Ambos conjuntos comenzaron con un ritmo victorioso que los mantuvo en el liderazgo del certamen por un período considerable.
No obstante, en días recientes, aún cuando las Aguilas registraron un proceso de mayor inestabilidad en cuanto a triunfos conquistados, los dos han experimentado un notable descenso dentro de la tapla de posición.
Cabe observar al respecto que, sin los partidos de anoche, los  equipos del Cibao compartían la cuarta posición, junto a Tigres del Licey y Toros del Este (todos con récords de 14-15),lo que pone en evidencia lo señalado anteriormente.
En el caso particular de los Gigantes, en principio dio la impresión de que se quedarían por más tiempo en la primera posición, si se toma en cuenta lo sólido que se vio ese conjunto en los primeros días del torneo.
Mas, en la medida en que ha avanzado la competencia, las cosas se les han complicado a la escuadra con sede en San Francisco de Macorís, y las derrotas han comenzado a producirse.
A los Gigantes, que han sufrido sus mayores reveses en la ruta (5-10, en ese trayecto) y que con tanto acierto ha dirigido el boricua Edwin Rodríguez, cuando no les falla el bateo , es el pitcheo o, en su defecto, la defensa. Y es que por algo se pierde, dirían algunos, pues a los seis equipos en algún instante les ha pasado lo mismo, es parte del juego,debido a que no siempre se pueden complementar todos los fundamentos.
No obstante, es de justicia  reconocer que, con el paso de los días, la justa se ha tornado cada vez más competitiva y difícil, lo que ha motivado que se haya producido una especie de inestabilidad en casi todas las franquicias. Es decir, unos suben y otros bajan. Aún así  se han mantenido relativamente “pegados” en el standing, lo que refleja que si bien todos tienen las mismas posibilidades, igualmente nadie está seguro de clasificar todavía.
Esto, porque   les restan 20 partidos al calendario de la serie regular, incluidos los juegos de anoche, y en ese tramo, que es cuando las hostilidades seguirán arreciando, muchas cosas podrían pasar.
Así pues, da la impresión de que los días por venir serán cruciales  y bien podrían ser determinantes con relación a cuáles clubes se quedan y quiénes finalmente lograrán pasar a la siguiente fase:Los playoffs. Ya veremos. PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES:Miguel -Guelo-Diloné ostenta el récord de más bases robadas en la historia del béisbol dominicano con 395 estafadas. !Suena la campana! !Climmp!

Deja un comentario...