Compartir
Archivo.

Ricardo Santana

Especial/Caribbean Digital

Santiago, RD.-Hacendados y autoridades dominicanas en Dajabón denunciaron que haitianos cruzan la frontera que separa  en horas de la noche para tumbar matas de palma y de coco para luego llevarlas al vecino país, donde las utilizan para la construcción de casas y embellecer urbanizaciones que se levantan en el noreste de esa nación y Puerto Príncipe.

Archivo.

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, dijo que inspectores del organismo sorprendieron en la línea limítrofe domínico-haitiana, a un grupo de haitianos depredando árboles de la especie, palmera y cocotero, pero que solo lograron arrestar a dos de los depredadores,  porque el resto huyó a su país.

Los detenidos Louis Dorcevil y Michell Pierre, dijeron a las autoridades dominicanas, muchas familias afectadas por el  terremo que asoló a la capital haitiana y al sur de ese país el 12 de enero del 2012, han recibido de fundaciones y organismos internacionales pequeñas ayudas para que levanten humildes viviendas y salgan de los refugios donde se encuentran desde el mismo día del sismo.

Por igual revelaron que en ciudades como Puerto Príncipe y Cap Haitien, la primera y segunda  de Haití, respectivamente,  se están construyendo urbanizaciones y que sus promotores quieren embellecerlas con matas de palmas y coco, pero que debido a la deforestación que sufre su país, no aparecen, por lo que le recomendaron buscar en territorio dominicano.

“La gente en mi país ha tumbado todos los árboles para carbón, leña y construir sus casitas, ya no queda nada y  como no hay nada que buscar hay personas que nos pagan para que crucemos a territorio dominicano, donde se puede encontrar lo que ya en mi país escasea como muela de garza”, dijo Louis Dorcevil.

El hacendado Ramón Pichardo, portavoz de los afectados declaró que son muchos los propietarios de fincas que están siendo víctimas de la despiadada depredación que ejercen haitianos que cruzan al país a tales fines.

El coronel Manuel Gil Ureña comandante del Décimo Batallón del Ejército Nacional con oficina en Dajabón, informó que personalmente dirigió una investigación  y comprobó la depredación que realizaron los extranjeros que lograron extraer cientos de matas de palma y de coco.

El ambientalista Ramón Silverio, dijo  que según informes de organismos internacionales, el 98 por cientos de los árboles de Haití, han sido cortados para quemar leña y producir carbón.

También expresó que esos mismos estudios, recomendaron que es necesario que en Haití se siembren 20 millones de árboles en los próximos diez años, pero que el Gobierno de ese país, alega que no dispone de recursos para ejecutar ese ambicioso proyecto.

Igualmente refirió que otros estudios locales e internacionales establecen una mejoría sustancial de la capa boscosa de República Dominicana, donde actualmente dispone de casi un 40 por ciento de plantas endémicas y de 4.2 por ciento de animales nativos y tropicales.

No hay comentarios

Deja un comentario...