Compartir
Fiscal de la Policía Jacobo Morel y Ángelo Vargas, del J-2, explican su proceder.

JOSE LUIS FERNANDEZ

Especial/Caribbean Digital

Dajabón, República Dominicana./ En medio de un atropello y ocultamiento de sus nombres a periodistas y comunicadores, el J-2 y Ministerio Público allanaron en Dajabón el carro y la casa de un empleado de Solidaridad Fronteriza, tras, supuestamente las autoridades presumir y tener informaciones de que su residencia y vehículo fuera usada   para el tráfico de armas y drogas por un segundo teniente de la Marina de Guerra desde Haití, el cual los militares vieron cuando cruzó por el puente de la Aduana que une a Wanament-Dajabón sin que fuera apresado.

Fiscal de la Policía Jacobo Morel y Ángelo Vargas, del J-2, explican su proceder.

Según Solidaridad Fronteriza (SF) y la Red Fronteriza Jano Siksé (RFSJ) los licenciados Gabriel Jacobo Morel, Fiscal de turno de la Policía Nacional, y Freddy Guzmán Liberato, procurador fiscal adjunto, ambos del distrito judicial de Dajabón, el sujeto Matos Matos, presunto segundo teniente de la Marina, y el licenciado Yancarlos Toribio, empleado de Solidaridad Fronteriza, supuestamente, en el día de ayer, 6 de diciembre, cruzaron el puente que une ambas ciudades fronterizas del norte, en el carro de su propiedad cargado de drogas y armas de fuego compradas en Haití.

El representante fiscal, Jacobo Morel,  y el coronel de la Marina de Guerra, Angelo Vargas, jefe del J-2, actuando por la autorización de requisa dada por  el juez César Darío Núñez Martínez, procedieron junto a una patrulla de la institución militar a allanar el vehículo Toyota, Camry, color rojo vino, placa A445608, no hallando rastro ni nada en su interior.

A instancia del Ministerio Público y los militares, quienes no quisieron dar sus nombres a los periodistas presentes en la acción,  se trasladaron a la vivienda del licenciado Yancarlos Toribio, en el Distrito Municipal de Santiago de la Cruz, de Dajabón, a realizar el allanamiento no encontrando armas de fuego ni drogas y sustancias controladas, según lo que ellos pensaban que podían encontrar.

Al final del atropello moral contra un ciudadano ejemplar, trabajador y estudioso, los periodistas y comunicadores así como los empleados y miembros de Solidaridad Fronteriza (SF) y la Red Fronteriza Jano Siksé (RFSJ) se  quedaron con la incógnita del paradero del supuesto segundo teniente de la Marina de Guerra, Matos Matos, quien en el día de ayer, al decir del rumor oficial, acompañaba Toribio en su vehículo en Haití en actividades ilícitas.

Los moradores de Santiago de la Cruz, como de la ciudad de Dajabón criticaron el proceder de los militares del J-2 y procuradores adjuntos de la  fiscalía  quienes sin investigar nada, por el simple hecho de presumir y tener informaciones, si presentar al principal inculpado, se dieran a la tarea de proceder con tales acciones que en primer lugar persigue dañar la imagen ética de trabajo  de la RFJS y empleados de Solidaridad Fronteriza y los grupos organizados que acompañan durante más de 14 años en la frontera norte.

No hay comentarios