Compartir

José Rafael Sosa

Especial/Caribbean Digital 

Desde El Abuelito Cantarín, personaje creado por el actor venezolano  Abel Barrios, que estrenó para la televisión dominicana en los años sesenta, los personajes infantiles, hasta  Sofía Caturra, ideado por la actriz y educadora Bianca García, es largo el camino recorrido por tantos y tantos artistas que decidieron actuar para la infancia.obra

Era y es, el de los niños y niñas, un público importante incluso desde el punto de vista del mercado, ya que pueden decidir compras con su tradicional poder de manipulación disfrazada de ruegos infantiles,.

La larga carrera de los personajes infantiles no parte de dominicanos sino de  cuatro extranjeros que sucesivamente y desde los  años sesenta  fueron estableciendo sus creaciones, de acuerdo a datos ofrece  uno de los  historiadores de la televisión, el cronista Joseph Cáceres y que hemos reforzado con algunos datos importantes:

  • El Abuelito Cantarín, montado por el actor venezolano Abel Barrios, para la televisión dominicana de los años sesenta; Se difundía por Radio Televisión Dominicanas y se extendió luego a presentaciones en espectáculos y actividades sociales. Su “Club de los nietos” fue la primera propuesta para integrar al público infantil a un programa de televisión.
  • El Sheriff  Marcos, desarrollado por el  animador cubano Marcos de Córdova,  quien impactó en la televisión con su foete para castigar a quienes se portaban mal.  Marcos irrumpió en la televisión en 1968 con los programas Teletalentos y Circolandia (1970) por el Canal 4 y luego por Color Visión produjo diariamente El Show del Sheriff Marcos  (1971 a 1984), con una entrega sabatina, El Oeste de Marcos, de dos a cuatro de la tarde. El Sheriff aparecía muchas veces con una niña rubia en sus piernas: Nuria Piera, en lo que fue su inicio en la televisión, antes de intervenir en Domingo de Mi Ciudad, de la producción de Horacio Lamadrid y Anita Ontiveros.
  • José Manuel Fuentevilla, (1973)  quien desarrolló otro personaje de vaquero  y que compitió hasta la enemistad personal con Marcos de Córdova, desde el programa El Rancho La Campana, replicado en la realidad por un restaurante famoso por sus carnes de res y su fachada de madera con los títulos en las características tipografías del Oeste y ubicado en la avenida 27 de Febrero.
    • El portal  www.tajeviblog.com, aporta el dato de otro personaje infantil, también a cargo de una artista extranjera (ya muy dominicana) fue Pequitas, con su programa La Casa de Pequitas, (1973, Color Visión). Anita, bailarina, actriz y presentadora, (para entonces esposa de Horario Lamadrid) también impactó mucho gracias a su libretos y los frecuentes concursos. Nuria Piera era parte del elenco.
    • Héctor Montas y su programa Rahintel Infantil, (1973. Rahintel) que no se caracterizó por ser un presentador adulto, de saco y corbata, orientado al público infantil y en particular a la organización de concursos de belleza y talento. Produjo los espacios  Rahintel Infantil y Gigante Familiar, con los que  transformó la oferta televisiva que había en el país  dirigida a la familia, con una entrega total, disciplina, capacidad y la alegría que lo caracterizaba, Era Mayor del las Fuerzas Armadas, lo que contribuyó mucho a acercar la imagen militar a la población civil.
    • El programa desapareció por la inesperada muerte de su productor e intentó un nuevo lanzamiento con su hijo homónimo, pero que no sobrevivió mucho tiempo en pantalla.
    • Yapur Dumit produjo Mundo Escolar en 1974 y 1974,  pero tampoco dio el salto a personaje infantil.
    • Vivan los niños (por RTVD)  implicó la aparición de un personaje particular, caracterizado por Soraya Castillo, con el cual desarrolló una interesante trayectoria en obras de bien social y entretenimiento.
    • Aisha (Isabel Aracena) es la principal figura infantil que sale de Sábado Chiquito de Corporán (1988, Color Visión) que si se desarrolla como personaje fuera de la pantalla chica, gracias a los talentos que para la actuación, baile y canto exhibía su protagonista. Ella llenó grandes espacios de actuación y produjo mucha alegría. Lastimeramente el personaje desapareció bajo el peso del tiempo transcurrido, la vida matrimonial, los hijos que implican responsabilidades.  Es un personaje inolvidablemente tierno. Otro personaje infantil de mucha incidencia, que promueve este espacio y que se independiza posteriormente es El científico loco.
    • Nuryn Sanlley merece una mención distinguida y aparte por su personaje La Pinky, que es clase aparte: incidencia en la televisión con su personaje, vestido de blanco con grandes pintas rojas y que generó el mayor proyecto de un personaje de este tipo, sobre todo por sus musicales en el Teatro Nacional, desarrollados por más de 15 años de forma ininterrumpida. De alguna forma, Sanlley fue responsable de formar dos generaciones de artistas del escenario  dominicano al crear su escuela de talentos. Son en ellas características su rostro pintado de colorado y sus dos colitas.
    • Mención destacada merece Paula Disla con su personaje  María Moñito es otro clásico personaje criollo, chiquitina de incontables moñitos deleitó a muchos chiquitines en el escenario.  Lo fundamental en ella es el manejo de los mensajes de valores y contenidos educativos, dada su experiencia didáctica. Es el personaje femenino que mejor logró transmitir mensajes correspondientes a un criterio de formación de valores, coherentemente expresados. También contó con su propio espacio televisivo y realizó grandes espectáculos infantiles.- En este mes de diciembre volvió a escenarios con el espectáculo conmemorativo de su 20 aniversario como personaje, Yo soy María Moñito, en que se pudo sentir la calidad de su equipo y la validez de sus mensajes. Es sin dudas uno de los mejores personajes infantiles dominicanos.
      • El parque Intrépido de Alan Brito, otro que logra impactar muy bien y salir de la estrechez de la pantalla pequeña para ofrecer espectáculos y participar en proyectos artísticos benéficos y comerciales.
      • Kinkimania, de Kelkin Nuñez, joven artista escénico, productor, compositor y payaso, de Santiago, es otro que se impone mencionar por su constancia, reconocida dos veces por Acroarte en sus premios anuales. Es uno de los pocos personajes infantiles que ha llenado la Arena del Cibao.
      • El campamento de Robert Luis (2008, Telesistema) es uno de los personajes&programas de mejor concepción artística. El criterio es bien acabado al ofrecer un protagonista-explorador con talentos para la escenografía (una de las mejor logradas), la actuación y sobre todo la composición de canciones temáticas y coyunturales infantiles.  Este es uno de los personajes didácticamente mejor logrados en la televisión dominicana.

Otros programas  infantiles, de los que se tiene poca información hoy día:

  • Chiqui Show (1983 );
  • Amelín y Picolín. (1987, Teleantillas )

No hay comentarios