Compartir
A todo lo largo de la carretera hacia Puerto Plata fue notoria la presencia de las autoridades de socorro especialmente los voluntarios de la Defensa Civil y la Policía Nacional.

Pedro Jiménez

Redacción/Caribbean Digital

PUERTO PLATA, República Dominicana.- El operativo preventivo desplegado por las autoridades de socorro en la región Norte del país fue definido como exitoso al lograr reducir a su mínima expresión los accidentes y hechos que lamentar este Viernes Santo.

A todo lo largo de la carretera hacia Puerto Plata fue notoria la presencia de las autoridades de socorro especialmente los voluntarios de la Defensa Civil y la Policía Nacional.

Así se desprende de un intenso recorrido realizado por un equipo de periodistas, fotógrafos y camarógrafos del Centro de Información Gubernamental (CIG).

El recorrido se inició temprano en la ciudad de Santiago, donde el Viernes Santo encontró el comercio cerrado y todo un operativo de prevención montado desde el día anterior en playas, balnearios y en las carreteras de toda la región.

A todo lo largo de la carretera hacia Puerto Plata fue notoria la presencia de las autoridades de socorro especialmente los voluntarios de la Defensa Civil y la Policía Nacional.

El principal problemas para las autoridades fueron los motociclistas sin su debido casco protector, siendo de hecho la mayoría de los casos reportados, motociclistas heridos al deslizarse en sus medios de transporte.

Numerosos visitantes nacionales y extranjeros optaron por el teleférico de Puerto Plata como destino, donde encontraron uno de los más exquisitos panoramas de la región.

El teleférico de Puerto Plata esta recién remodelado por las autoridades de turismo y sus jardines y sus entornos dejan a los visitantes muy impresionados.

El lugar es emblemático, los gruesos cables del teleférico recorren casi tres kilómetros a una velocidad de siete metros por segundo, para alcanzar una altura de casi tres mil metros, la montaña más elevada de toda el área.

Una vez arriba, la temperatura es tan fría que parece que hay un aire acondicionado a todo lo que da. Una estatua parecida a la de Rio de Janeiro, pero mejor, exhibe un Cristo de la Libertad con los brazosabiertos y la gente bajo la impresión de tan paradisiaco lugar, muestran una sonoriza casi permanente y no dejan de tomarse fotografías.

Este Viernes Santo el número de visitantes superó las fechas normales.

Desde arriba se ve todo. La ciudad a un extremo, las playas, y al otro lateral las zonas rurales y las montañosas.

Al bajar a la ciudad llegamos hasta el malecón de Puerto Plata, allí está la playa de Long Beach, donde las autoridades de socorro tenían ya listo su operativo como presintiendo la gran cantidad de bañistas que más tarde llegarían.

Frente a esta playa esta un almacén móvil de medicamentos para suplir toda la región, instalado por el Ministerio de Salud.

Puerto Plata es una ciudad que goza de un desarrollo turístico impresionante. La presencia de turistas nacionales y extranjeros aportan a la ciudad un aire muy interesante.

La Playa de Cabarete es una de las más concurridas, seguida por la Playa de Sosúa, en ambos casos la presencia y los controles de las autoridades de socorro han logrado un resultado estupendo.

El subdirector de la Defesa Civil, Ricardo Parra, informó que el número de víctimas se redujo a su mínima expresión este Viernes Santo.

Apenas rasguños de motociclistas y otros casos menores, pero nada de importancia.

De regreso a Santiago, al caer la tarde del viernes santo, nos encontramos la más impresionante multitud de creyentes en una procesión que recorrió calles y avenidas hasta llegar próximo a la Catedral de Santiago

No hay comentarios

Deja un comentario...