Compartir
JOSÉ ALFREDO ESPINAL joseespinal.hoy@gmail.com VALVERDE.- Aunque los llamados policías acostados se han convertido en un dolor de cabeza para los conductores del transporte público y privado que transitan por la autopista Duarte, en el caso específico del municipio de Laguna Salada, sus moradores lo defienden porque aseguran que estos han reducido las muertes por accidentes de tránsito. Afirman que la existencia de los policías acostados colocados por los ayuntamientos es una necesidad para evitar muertes por accidentes de tránsito, pese a que reconocen que se constituyen en un percance para los choferes. En un espacio de veinte kilómetros aproximadamente, desde el distrito municipal de El Maizal hasta Hatillo Palma, en la provincia Montecristi, hay colocados más de veinte y cinco policías acostados, a pesar de que en ese perímetro de carretera apenas hay dos chequeos militares y un centro educativo. Además de los policías acostados, en el recorrido que inicia en el Maizal, El Cruce de Guayacanes, Laguna Salada, Jaibón y Hatillo Palma también hay instalados reductores de velocidad con luz intermitente. “Nosotros apoyamos totalmente los policías acostados porque han evitado muchas muertes por accidentes. Recuerdo que antes habían muchos accidentes y muertes por parte que provocaron los autobuses público que van a los demás pueblos de la Línea Noroeste”, manifestó Jhonny Acosta. Acosta, que conduce vehículo privado, dijo que lo único que deberían hacer al respecto es tratar de colocar los policías acostados con una mayor distancia uno del otros, ya que al estar tan juntos dificulta el libre tránsito de los choferes, porque hay que detenerse demasiado en el camino. En ese orden se expresó Héctor Cruz Quiñones, quien afirmó que los policías acostados son una necesidad, especialmente en Laguna Salada, donde dijo que después de la colocación de estos no se ha perdido la primera vida por accidente de tránsito. De acuerdo a algunos propietarios de centros comerciales y representantes de juntas de vecinos, la medida acogida obedece a la necesidad de ver reducir la cantidad de muertes por accidentes que se registraban diariamente por la autopista Duarte. Foto de archivo

JOSÉ ALFREDO ESPINAL

joseespinal.hoy@gmail.com

VALVERDE.- Aunque los llamados policías acostados se han convertido  en un dolor de cabeza para los conductores del transporte público y privado que transitan por la autopista Duarte, en el caso específico del municipio de Laguna Salada, sus moradores lo defienden porque aseguran que estos han reducido las muertes por accidentes de tránsito.

Afirman que la existencia de los policías acostados colocados por los ayuntamientos es una necesidad para evitar muertes por accidentes de tránsito, pese a que reconocen que se constituyen en un percance para los choferes.

En un espacio de veinte kilómetros aproximadamente, desde el distrito municipal de El Maizal hasta Hatillo Palma, en la provincia Montecristi, hay colocados más de veinte y cinco policías acostados, a pesar de que en ese perímetro de carretera apenas hay dos chequeos militares y un centro educativo.

Además de los policías acostados, en el recorrido que inicia en el Maizal, El Cruce de Guayacanes, Laguna Salada, Jaibón y Hatillo Palma también hay instalados reductores de velocidad con luz intermitente.

“Nosotros apoyamos totalmente los policías acostados porque han evitado muchas muertes por accidentes. Recuerdo que antes habían muchos accidentes y muertes por parte que provocaron los autobuses público que van a los demás pueblos de la Línea Noroeste”, manifestó Jhonny Acosta.

Acosta, que conduce vehículo privado, dijo que lo único que deberían hacer al respecto es tratar de colocar los policías acostados con una mayor distancia uno del otros, ya que al estar tan juntos dificulta el libre tránsito de los choferes, porque hay que detenerse demasiado en el camino.

 En ese orden se expresó Héctor Cruz Quiñones, quien afirmó que los policías acostados son una necesidad, especialmente en Laguna Salada, donde dijo que después de la colocación de estos no se ha perdido la primera vida por accidente de tránsito.

De acuerdo a algunos propietarios de centros comerciales y representantes de juntas de vecinos, la medida acogida obedece a la necesidad de ver reducir la cantidad de muertes por accidentes que se registraban diariamente por la autopista Duarte.

No hay comentarios