Compartir
Una estudiante llora después de ser evacuada junto a sus compañeros de clases. Foto AP.

Caribbean Digital

México,  (PL) Algunas interrupciones eléctricas, fugas de agua y grietas en edificios, pero con los servicios estratégicos funcionando normalmente, es el saldo preliminar de daños informado este martes después del fuerte sismo de 7,8 grados que sacudió a la Ciudad de México.

Una estudiante llora después de ser evacuada junto a sus compañeros de clases. Foto AP.

El jefe del Gobierno en la capital, Marcelo Ebrard, dijo que un puente peatonal cayó sobre un autobús, pero sin lesionados.

Se hizo una supervisión aérea para evaluar los daños mayores “por fortuna no tenemos”, señaló Ebrard. Hay 208 reportes de verificación de afectaciones en la ciudad, apuntó.

En la actualidad se reparan seis fallas de agua; 400 semáforos intentan volver a su funcionamiento habitual y las líneas del metro citadino trabajan, excepto una.

Todavía ando un poco nervioso, expresó a Prensa Latina Gabriel Salvador, natural de Oaxaca, residente en esta capital.

Dijo que lleva “los sismos como una experiencia de vida. Este es el más fuerte de los últimos años”.

La naturaleza despertó, probablemente está enojada por el maltrato que le damos por la contaminación y los excesos, comentó.

El director del Servicio Sismológico Nacional, Carlos Valdés, informó que durante las próximas 24 horas continuarán las réplicas, hasta ahora la más fuerte de 5,3 grados.

El terremoto tuvo su epicentro en el estado de Guerrero (sur), y se sintió además en Oaxaca, Puebla y Tabasco.

Al menos cinco grandes movimientos de tierra se han producido en la misma región del territorio nacional: 1931, 1965, 1968, 1969 y 2008. De ellos el más intenso fue el de 1931 que alcanzó igual magnitud que el acontecido este martes y ocasionó entonces 114 muertes.

Fuente: Prensa Latina

No hay comentarios