Compartir
Presidente Danilo Medina. Archivo.

POR RAMON MARTINEZ
[email protected]
 
Especial/Caribbean Digital

Muchos compartímos la idea de que no se den cargos a ineptos o busca puestos; pero sí Danilo no fomenta el reparto en las posiciones estatales, las pirañas políticas que han sido incubadas, y formadas por Joaquín Balaguer,  Salvador Jorge Blanco, Hipólito Mejía, y Leonel Fernández, se encargaran de comersolo politícamente y antes de 
que termine su cuatrienio estará convertido en un cadáver político. 

NUEVA YORK.–  La prudencia política aconseja que más pagar sueldos a personas que no trabajan, se usen los fondos públicos en la creación de empleos, riquezas, en elevar la producción nacional y en la solución de los graves problemas que afectan en este momento a toda la República Dominicana.

Danilo Medina. Archivo.

Sin embargo, Joaquín Balaguer, Salvador Jorge Blanco, Hipólito Mejía, y en mayor escala Leonel Fernández, y; en pos de tener vigencia, poder
de incidencia, o una base política-parasitaria que promuevan que ellos son indispensable para el país, aplicaron y han aplicado otro libríto.

Como nación,  Dominicana avanza al compás del 2012, pero políticamente se mueve entre el 1966 y el 2000, estadio marcado  por un vulgar
clientelísmo, en donde al Estado se va a buscar grandes riquezas,  impunidad, status y hasta imágen difícil de penetrar.

Al parecer esto no lo sabe el presidente electo Danilo Medina Sánchez y su equipo, quienes “metieron” la pata al decir que con el Partido Reformísta
Social Cristiano, -pedazo de partido- que influyó para que ellos “ganaran” no hubo acuerdos sobre puestos públicos, es más; para completar el cuadrode confrontación el senador peledeísta por Santiago, Julio César Valentín, dizque ha reiterado que ellos iban a ganar el pasado 20 de de mayo con o
sin aliados .

Es cierto, el país necesita  otra era política, en donde no se observe que ciertos dirigentes cazadores de cargos estatales, poder o dinero apoyen a quien
sobre entienden pueden ganar. Es más se hace imprescindible hacer una limpieza del entramado político-partidario que permita el surgimiento de unaclase electoral diferente a la actual.

Pero,  a Danilo Medina Sánchez, – quien va a recibir un país económicamente al borde de la quiebra, con una deúda que se acerca a los 25 mil millonesde dólares, con un déficit físcal que ronda los 100 mil millones de pesos, con una delincuencia incontralable, con un narcotráfico  cada vez más poderoso, y con los principales problemas nacionales sin resolver- no le conviene enfurecer las avispas que tiene “controlada”  el presidente que se vá.

Esta más que claro, que sí Medina Sánchez, no da los cargos que pueden desempeñar los reformístas, quienes sólo van al Estado para hacerse rico, estos subliminalmente serán usados por el principal dueño del país, para que critiquen, enfrenten, desacrediten, y hagan ver como incapaz al presidente que ha de tomar juramento el próximo 16 de agosto.

Es una amarga y maldita verdad, pero sino quiere verse acorralado por sus propios “amigos”  el casi jefe del país, debe hilar fino para que los 4 años de posibilidades que tienen sus seguidres de hacerse ricos vía el gobierno no se conviertan en una lamentable pesadilla, que pueda tener un final parecedo al cuatrienio 1982- 1986.

Conociendo que la moral política se fue hace tiempo de República Dominicana, lamentablemente Danilo Medina Sánchez, está “obligado” a ondear la bandera que otros han estado empuñando y; que le ha dejado muchos beneficios a los integrantes del Comité político y central del partido morado, esos que hoy extrañamente no  quieren que se reparta el pastel estatal.
Por eso y para su bienestar,  el siguiente presidente “está en el deber” de colocar en el gobierno a todos los que han creído en él, a los que le han apoyado sin el tener poder, a los aliados que le ayudaron a “ganar” la presidencia, a los Leonelístas no fueron tomados muy en cuenta por su presidente que ya se va y en menor escala a los que pueden aportar a la buena imágen de su gestión.

Sino hace eso, las pirañas políticas que han sido incubadas, y formadas por Joaquín Balaguer, Salvador Jorge Blanco, Hipólito Mejía, y  Leonel Fernández,  se encargaran de comersolo politícamente y antes de que termine su cuatrienio estará convertido en un cadáver político.

Recuerda, contigo o sin tí, Danilo, el estiércol político dominicano seguirá enviando un olor nauseabundo, e irrestible. Entonces, recapacita futuro presidente.

Y, aunque muchos piensan  que tendrá poco espacio para hacer algo por Dominicana, tu puedes hacer una gestión que mínimamente llene las expectativas de al menos los que  te apoyaron y que junto a tí creen que pueden traspasar la barrera de la pobreza para formar la nueva camada de ricos.

 

No hay comentarios

Deja un comentario...