Compartir
Danilo y su esposa Candy. Archivo.

Caribbean Digital

Según la agencia cubana de noticias, Prensa Latina, el futuro dignatario, quien mantiene reservado el nombre de los ministros de su gabinete, fue fundador del PLD y según palabras propias sigue las enseñanzas del reconocido político Juan Bosch.

Santo Domingo,  (PL)./ Danilo Medina asumirá mañana la presidencia de este país para iniciar el tercer mandato consecutivo del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) ante las esperanzas y el escepticismo de sus compatriotas.

Danilo y su esposa Candy. Archivo.

El economista de 60 años de edad y natural de la occidental provincia de San Juan, ganó los comicios generales del 20 de mayo último para dejar atrás su derrota en la misma instancia hace 12 años.

Las dos veces Medina tuvo como principal contrincante a Hipólito Mejía, del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), quien ahora no pudo repetir sus intenciones de ser jefe de Estado como lo hizo entre 2000 y 2004.

El futuro dignatario, quien mantiene reservado el nombre de los ministros de su gabinete, fue fundador del PLD y según palabras propias sigue las enseñanzas del reconocido político Juan Bosch.

Desde 1986 a 1994 se desempeñó como legislador y en ese último año comenzó a liderar la Cámara de Diputados, y además resultó secretario de Estado de la Presidencia en 1996-2000 y 2004-2006.

Para llegar a presidir el Poder Ejecutivo prometió sacar a más de un millón de personas de la pobreza, crear 400 mil puestos de trabajo y cumplir con la entrega del cuatro por ciento del Producto Interno Bruto a la educación como establece la ley.

También adelantó que se incorporarán un millón 400 mil dominicanos al seguro familiar de salud a través del régimen subsidiado, y no se cobrará en los hospitales.

En opinión de Medina, su administración será ética, moral e intolerante con la corrupción, cuando la herencia que recibe del Gobierno de Leonel Fernández en ese sentido acapara fuertes críticas de diversos sectores.

A inicios de este mes, el futuro mandatario manifestó que cumplirá con el programa gubernamental planteado en la campaña electoral, pero sin el ritmo previsto.

Pienso cumplir con cada una de las propuestas hechas, tal vez no pueda hacerlo con la celeridad que aspiraba pues las condiciones van marcando el paso de las acciones, comentó.

Recordó también que la Estrategia Nacional de Desarrollo establece la concertación de tres pactos a nivel de país: uno por la educación, otro eléctrico y el último fiscal.

Mientras esas iniciativas son aprobadas, vamos a hacer una serie de propuestas al país en las cuales trabajaremos a partir de la toma de posesión, puntualizó.

El encarecimiento de la vida, los antiguos problemas energéticos y educacionales, la inseguridad y la violencia en las calles, la desigualdad y las relaciones con Haití clasifican entre los principales focos rojos que tendrá el próximo gobierno.

A ellos se suma el rechazo a compañías mineras trasnacionales como la Barrick Gold y la Falconbrigde, acusadas por pobladores de contaminar el medio ambiente y destruir el entorno natural, rico en especies de flora y fauna.

Aunque la economía dominicana representa la más grande del Caribe insular, según la Cepal, con un 4,5 por ciento de crecimiento en 2011, la situación no es tan halagüeña en este frente como parece.

En contraste con la resistencia a la crisis mundial y el ascenso económico de los últimos años, Dominicana tiene marcadas diferencias sociales y la pobreza cerró el año pasado en 39 por ciento teniendo en cuenta una reciente y más profunda medición.

Por otra parte, los prejuicios existentes hacia la población haitiana, acentuados por las inmigraciones, la expansión de la epidemia de cólera y los conflictos fronterizos, rondarán de manera constante a Medina y su equipo de trabajo.

Fuente: Prensa Latina

No hay comentarios