Compartir
Palacio Nacional. Archivo.

Por Glenn Davis Felipe

[email protected]

Especial/Caribbean Digital

Llama mucho la atención en la Provincia de Santiago, que dirigentes importantes del proyecto presidencial del actual Presidente Constitucional de la República Dominicana, Danilo Medina, no tengan funciones, pero peor aún, que hasta la fecha no sepan si estarán dentro del tren gubernamental que hoy encabeza su líder político.

Palacio Nacional. Archivo.

Figuras de la categoría de Nelson Sánchez, Antonio Peña Mirabal, Justo Guzmán, Tito Pereyra, Santiago Rodríguez, Aura Toribio, Margarita Boitel y Rubén Peña Pichardo, son algunos de los nombres más relevantes que sobresalen en un amplio listado de los fieles colaboradores del actual Presidente, en ésta Provincia.

Sánchez, Guzmán, Rodríguez y Peña Mirabal, son miembros del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), quienes han desempeñado un papel político determinante en las respectivas circunscripciones a las cuales pertenecen en esta demarcación, siempre en respaldo a Medina, y la campaña pasada no fue la excepción.

En el caso de Margarita Boitel y Rubén Peña Pichardo, ambos de Villa González. La dama fue la primera síndica del PLD en ese Municipio, cuando este aún era Distrito Municipal, la cual se dice que mantiene una buena relación personal con el nuevo Mandatario. Mientras que, Rubén Peña, fue tesorero nacional durante el primer mandato del ex presidente Leonel Fernández 1996-2000 y casi dos años en el segundo período de este, que inició en 2004. Luego de ser cancelado, Peña Pichardo se suma al proyecto de Danilo, quien fungió como enlace en la campaña pasada para Santo Domingo Oeste.

Héctor -Tito- Pereyra, presidente de la Federación Dominicana de Béisbol, es otro connotado dirigente del Danilismo santiaguero que hasta el momento no ha tenido la suerte de ser nombrado en el erario público. Por otro lado está la Empresaria, Aura Toribio, quien fuera la coordinadora de campaña del sector externo en la región del Cibao, que apoyó a Danilo Medina, esta también tiene una buena cercanía con el gobernante.

¿Por qué no lo han nombrado? La pregunta corre de boca en boca en los alrededores políticos de la segunda ciudad más importante del país, no obstante, se mantiene un ambiente tenso y de preocupación por parte de los seguidores de estos dirigentes, a tal punto de que muchos utilizan la expresión “hay pocas esperanzas”, no es para menos, pues ahí encaja la frase del Presidente “hay pocos sombreros para tantas cabezas”. Solo nos queda desearle la mejor de las suertes.

No hay comentarios

Deja un comentario...