Compartir
El presidente y otros funcionarios durante el culto. Máximo Laureano/Acento.com.do

MAXIMO LAUREANO

De Acento.com.do

 

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El arzobispo de Santiago, Ramón Benito de la Rosa y Carpio, aprovechó el Tedeum de este miércoles más para elogiar al presidente Danilo Medina, a la vicepresidenta Margarita Cedeño Lizardo y a su administración de gobierno, que para resaltar el aporte de los próceres de la Batalla del 30 de Marzo o Batalla de Santiago, hazaña patriótica que hoy fue oficialmente conmemorada.

El presidente y otros funcionarios durante el culto.Máximo Laureano/Acento.com.do
El presidente y otros funcionarios durante el culto.
Máximo Laureano/Acento.com.do

En su prédica de este miércoles en la Catedral Santiago Apóstol,  el ministro católico dijo que Danilo le había pedido que orara por él,  encargo que monseñor  De la Rosa y Carpio cumple a cabalidad, según confesó.

El templo principal de Santiago de los Caballeros fue remodelado por el gobierno de Leonel Fernández, con una inversión de RD$ 380 millones.

De la Rosa y Carpio agregó que el mandatario tuvo otras  conversaciones, “que no revelaría en público”.

“Qué bueno que aceptó de buen gusto, qué bueno que está usted ahí en primera fila”, dijo el arzobispo, al destacar la presencia de jefe de Estado.

“Ore por mí monseñor”,  le habría pedido el jefe de Estado,  en encuentros previos, según dijo De la Rosa y Carpio.

Al referirse a la Batalla de Santiago, sostuvo  que la libertad es como la luz de la fe. “Hoy  Santiago hace fiesta con la libertad rescatada”, agregó.

No obstante, afirmó que quedan otras tantas batallas que librar en el país, las cuales resumió en siete aspectos que a su entender son los que más laceran la población dominicana.

El primer lugar habló de la pobreza, la describió como  la “pobreza sociológica”; como punto dos se refirió al reto ignorancia-educación, y  a seguidas se refirió a la  violación a leyes.

Como cuarto y quinto puntos mencionó el narcotráfico y el tráfico de armas. De sexto punto subrayó la corrupción.

En estos seis temas, el arzobispo resaltó la labor del gobierno de Danilo Medina para resolver los males.

El séptimo punto fue el único caso en el cual, el  arzobispo de Santiago no habló de los esfuerzos del Gobierno para  solucionarlo. Se trata de la esclavitud de la mujer por los femenicidios, abusos  sexuales y otros atropellos, los cuales el predicador atribuyó al machismo reinante en la República Dominicana.

En este caso dijo que los esfuerzos para  sobreponerse a este mal los están haciendo las mismas mujeres, a través de organizaciones cívicas.

De la Rosa y Carpio deploró  los casos de las adolescentes víctimas de explotación sexual y trata de personas.

Con excepción del tema de la mujer,  el arzobispo, describió la solución que para cada caso estaría poniendo en marcha el actual gobierno. Sobre la corrupción, afirmó que en la administración de Danilo Medina fueron cancelados funcionarios por la simple sospecha de haber cometido hechos dolosos.

Cuando monseñor De la Rosa y Carpio hizo la afirmación, muchos de los presentes se preguntaron cuáles son esos funcionarios cancelados por corruptos que nadie los conoce.

“Se ven signos de que estamos avanzando”,  dijo monseñor  De  la Rosa y Carpio.

El sacerdote destacó los programas sociales del Gobierno para encarar pobreza, los cuales han sido encargados a la vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño Lizardo y a la primera dama, Cándida Montilla. Resaltó además los planes  de viviendas del Gobierno.

Respecto a la educación, elogió que Danilo Medina haya decidido disponer de la inversión del 4 %, del Producto Interno Bruto (PIB), como lo establece una ley desde 1996. El predicador también  valoró el programa de alfabetización, echado andar por Danilo Medina en sus primeros meses de  su gestión.

Con respecto a las violaciones a las leyes, el segundo aspecto que enumeró monseñor De la Rosa y Carpio, destacó el caso de Bahía de las Águilas, una zona protegida que fue saqueada con el auspicio de funcionarios del Estado.

Sobre este caso, se recuerda que en febrero el presidente Danilo Medina, luego de anunciar que se le pagaría un 45 % a los que adquirieron los terrenos,  dejó la disposición sin efecto, por la presión colectiva.

Aunque el predicador católico destacó que la lucha para vencer el narcotráfico es la tercera libertad que los dominicanos deben alcanzar, resaltó que desde el Gobierno se hacen ingentes esfuerzos para lograr grandes incautaciones de drogas.

Dijo además que se ha encarcelado a militares que se han comprobado son cómplices en el millonario negocio criminal.

El tedéum  en honor a los héroes de la Batalla de Santiago, del 30 de marzo de 1844, finalizó pasado el mediodía, momento en que el presidente y sus principales funcionarios pasaron al lateral derecho de la catedral para un almuerzo con los representativos de la iglesia católica en Santiago. Unos pocos privilegiados del sector empresarial pasaron al encuentro “privado”.

No hay comentarios

Deja un comentario...