Compartir
El abogado penalista Félix Portes. Archivo
Servicios/Caribbean Digital
El abogado penalista Félix Portes consideró que el Estado Vaticano y la República de Polonia deberán acceder a cooperar con la República Dominicana mediante la entrega a la Justicia nacional de los sacerdotes  polacos Jozef Wesolowski y Wojciech GiL, acusados de violación sexual y abusos a menores.

El abogado penalista Félix Portes. Archivo
El abogado penalista Félix Portes. Archivo
En tal sentido, estimó que en el caso de Wesolowski, acusado de corromper y violar a niños dominicanos, y  quien fuera nuncio apostólico, la Cúpula de la Iglesia Católica en el Vaticano, demostraría con su entrega su disposición e interés de que la justicia prevalezca por encima de los privilegios de la diplomacia.
En tanto, sobre Wojciech GiL, ex párroco de la comunidad de Juncalito, en La Vega, y sobre quien pesa una orden de captura internacional emitida por la Procuraduría General de la República Dominicana, Portes observó que debería ser extraditado en el menor tiempo posible por las autoridades polacas.
Con relación a la representación que ostenta de las víctimas de otro sacerdote católico, Juan Manuel Mota de Jesús (Padre Johnny), acusado de violar a varias adolescentes cuando oficiaba en la Cátedra de San Pedro, en Constanza. Portes enfatizó su interés en contribuir  “a que la Iglesia sea saneada”.
Entrevistado en el programa radial Acción Matinal, por Supra 101.7, Portes, ponderó el manejo correcto de la jerarquía católica en el país, “al no ofrecer protección a este sacerdote procesado por actos de violencia sexual a menores”.

No hay comentarios

Deja un comentario...