Compartir
Jordi Veras. Foto de archivo.

Caribbean Digital

Jordi Veras. Foto de archivo.

Santiago

.-La Corte de Apelación Penal del departamento judicial de Santiago ratificó las medidas de coerción de un año de prisión preventiva contra el empresario Adriano Román y otros seis imputados en el atentado criminal contra el abogado y comunicador Jordi Veras.

El tribunal presidido por la magistrada Josefa Disla y los jueces Francisca Gabiela García de Fadul y  Brunilda Castillo de Gómez, también rechazó la solicitud de los imputados que pedían se les garantizara visitas y la exposición al sol de Román, pues según los jueces, ellos no son competentes para regular esa situación.

La decisión de los jueces ratifica la media de coerción dictada el pasado  17 de noviembre por la magistrada Agueda García, del juzgado de Atención Permanente que dictó doce meses de prisión preventiva contra Adriano Román, Engel Carela Castro y su hermano Francisco Carela Castro,  Franklyn Reynoso Moronta, Roberto Zabala Espinoza, Candy Caminero Rodríguez y Arturo José Ferrera del Castillo.

El atentado criminal contra Jordi Veras se produjo el día dos de junio cuando llegaban a las instalaciones del canal 25. El Jurista Ramón Antonio Negro Veras, padre de Jordi Veras quien también estuvo presente en el juicio, expresó que se sigue haciendo justicia y dijo estar totalmente conforme con la decisión de la corte.

“La justicia en Santiago, sigue tomando su imperio y guiándose

Dentro del derecho y la ley”, indicó Veras.

A principio del conocimiento de la solicitud de variación de la media de coerción, el empresario Adriano Román habló por primera vez a los periodistas, aunque fue esquivo y solo quería referirse al caso de Miguelina Llaverías de que dijo se le han violentado todos los derechos. Se quejó de la defensa de sus abogados encabezado por el jurista Félix Damian Olivares.

Sin que nadie preguntara sobre la teniente de la Amet que supuestamente recibió una llamada momentos antes de intento criminal, de parte de uno de los sicarios contratados, algunos inculpados vociferaban que era una treta de la fiscalía.

Fuente:  El Sol de Santiago

No hay comentarios